Policiales

Caso Foresto: "Al corazón le dio a mi hijo, me lo mató, lo desangró"

La madre del joven pidió justicia por su hijo en tribunales. Este jueves el juez Carraro ordenó la prisión preventiva para el acusado de matar a Martín Foresto el domingo. Gritos y llantos en la audiencia

Jueves 02 de Marzo de 2017

"Yo estoy en este momento con una gran confusión. Entre alegría, dolor, vacío. ¿Me entendés?, me sacaron a mi hijo", dijo a Diario UNO, Cristina, la madre de Martín Alejandro Foresto, este viernes fuera de tribunales, luego de que el imputado por la muerte de su hijo quede en prisión de manera preventiva. "No tenés que matar a una persona. Se perdieron los códigos, si sos hombre, luchá como hombre", sostuvo. "Al corazón le dio a mi hijo, me lo desangró, me lo mató", concluyó la madre con un dolor inmenso.

El muchacho de 25 años, que prestaba servicios como suboficial en la Unidad Regional II, el pasado domingo por la madrugada falleció luego de una fuerte riña que se generó con otro automovilista cuando ambos volvían de los carnavales de la comuna de San Agustín.

Este jueves, el único acusado que tiene el caso, Juan Carlos G. (38), quedó bajo la medida cautelar de prisión preventiva por orden del juez de la Investigación Penal Preparatoria, Sergio Carraro, el cual hizo lugar al pedido de los fiscales, Jorge Nessier y Cristina Ferraro. El mismo fue imputado por homicidio simple el pasado lunes luego de haberse entregado horas después del hecho, por sus propios medios, en la Comisaría 6ª. El suceso tuvo lugar en la esquina de la avenida Presidente Perón y su intersección con Iturraspe, a las 5.05 del domingo y constituyó un claro "relato salvaje" entre automovilistas.

Todos los caminos lo sindicaron

Para determinar que fue Juan Carlos G. quien le asestó una puñalada en el hemitórax izquierdo a Foresto, la Fiscalía tomó una serie de declaraciones. Tanto de los que viajaban en el auto con la víctima -un Honda Civic color gris-, como así también de los ocupantes del presunto matador, un Fiat Siena blanco. A su vez y para sostener "objetividad en la investigación", también se valoraron los relatos de cuatro personas -ajenas a las familias- que presenciaron el violento episodio.

Por un lado, el relato de los familiares del imputado sindicó a Foresto como quien inició la riña, tras escupir al Fiat Siena que era guiado por el imputado. Todo ello se dio en la esquina de Perón e Iturraspe, en la zona de semáforos. En este sentido, el yerno del acusado declaró en sede judicial que la víctima fue quien "les tiró el auto en la autopista. Ese vago le pegó, de cheto nomás", les dijo a los fiscales.

La investigación también tuvo en cuenta el relato de dos menores de edad que iban junto al imputado en el vehículo. Por su parte, los ocupantes del auto en que iba Foresto dejaron en claro que se generó una gresca y que fue el imputado quien luego de una serie de golpes se dirigió hacia su automóvil, sacó del baúl un elemento cortante y luego se lo clavó a Foresto en la zona del tórax.

En la misma línea, cuatro personas que circulaban por esa esquina indicaron que fue el acusado el que se dirigió hacia el auto y del baúl sacó un cuchillo. Los mismos participaron de una rueda de reconocimiento desarrollada el pasado martes y ratificaron sus dichos. "Fue el gordito", dijo un testigo, en alusión al sindicado autor, el cual tiene una contextura física robusta y de baja estatura.

Una serie de fotos

Otra evidencia que responsabilizó a Juan Carlos G. como el autor del homicidio fue el registro fotográfico que tomaron las cámaras de seguridad instaladas en la esquina donde se registró el suceso.

Las imágenes determinaron, según la Fiscalía, que el baúl del auto Fiat Siena se encontraba semiabierto. Eso agravó la situación del conductor y además sumó mayor "veracidad" a los relatos de los testigos.

Indignado

Durante el debate, el abogado defensor del imputado, Alberto Gabriel Luna, se mostró muy molesto con la investigación de los fiscales del caso ya que, según su entender, su defendido actuó en legítima defensa. "El no solo le pegó al conductor, le pegó a cuanto objeto se movía", dijo en referencia a Foresto. "Estaba alienado", opinó.

Otro de los planteos realizados fueron en base a que la Fiscalía no incluyó una serie de comentarios de la red social Facebook realizados por un tal Sebastián F., que aparentemente tenía otra versión de los hechos. Siguiendo con esa postura, Luna leyó una publicación, también por Facebook de la víctima fatal -mientras la madre de Foresto acariciaba la foto de su hijo. Por último, cuestionó que los fiscales le entregaron tres CD con material probatorio pero ese contenido él nunca pudo reproducirlo en la PC.

Con todos esos agravios presentados, el letrado rechazó la prisión preventiva y pidió al juez Carraro la libertad para Juan Carlos G. Además, ofreció siete garantes y una caución.

Llantos y gritos tras el dictamen

Luego de una serie de réplicas entre fiscales y defensor, el juez dio sus argumentos de manera oral y a través de ellos remarcó que las evidencias presentadas por la Fiscalía permitieron establecer, en dicho tramo de la investigación, que el imputado tuvo participación y autoría en los hechos. Por tal razón, Carraro falló a favor de Nessier y Ferraro y ordenó que Juan Carlos G. permanezca detenido mientras la investigación continúe hasta que llegue el juicio.

Minutos después, el llanto de parte de la madre de Foresto se hizo notar tras la resolución, mientras que los familiares del imputado debieron salir por la parte trasera de tribunales. "Los policías tienen que protegernos, no pegarnos", gritó varias veces una familiar por el pasillo del subsuelo.

¿Te gustó la nota?