Este jueves, con las primeras luces del amanecer, efectivos de la Policía Federal, como corolario de una investigación de varios meses allanaron una vivienda ubicada en Lavalle al 6900 en Guadalupe Oeste, y arrestaron a un joven de 22 años.

En la casa había más de 45 gramos de cocaína, más de 120 gramos de marihuana, un recipiente con vestigios de éxtasis, más de 40 dosis de LSD troquelados, comprimidos de éxtasis, más de 4.700 pesos en efectivo, cuatro teléfonos celulares, una notebook, una caja fuerte con código de apertura electrónica, una balanza de precisión con elementos de corte.

Investigación

Un paciente y extendido trabajo de la Brigada y Unidad de Inteligencia Criminal detectó en Santa Fe el contrabando de estupefacientes procedentes de un país europeo que luego eran comercializados y consumidos en la ciudad y en la región litoral.

El caso había sido remitido para su investigación por el juzgado nacional en lo penal económico a cargo de Ezequiel Berón de Astrada en la ciudad de Buenos Aires, y con exhorto al juez federal N° 2 Francisco Miño, para el libramiento de la orden de allanamiento a la vivienda de Lavalle al 6900 en Guadalupe Oeste. Cuando tuvieron la certeza de los medios probatorios alcanzados (fotografías, filmaciones y escuchas telefónicas), se produjo el allanamiento.

Tras el procedimiento, los investigadores Informaron la novedad a la jefatura de la delegación Santa Fe de la Policía Federal, y estos hicieron lo propio con el juez Miño, que ordenó que el muchacho continúe privado de su libertad, que sea identificado y se le forme causa por infracción a la Ley Nacional 22.415 sobre contrabando de estupefacientes.