Policiales
Martes 29 de Agosto de 2017

Cayó un trío de delincuentes que cometieron asaltos en la ciudad de San Lorenzo

Sucedió el martes a la tarde en Oroño y Dorrego, de esa ciudad, y luego de una persecución policial. Fueron aprehendidos tres violentos que se trasladaban en un automóvil Citröen C-4 negro y robaban a los transeuntes encañonándolos con un arma.

Este martes, a las 16.30, en Oroño y Dorrego de la ciudad de San Lorenzo, cabecera del departamento homónimo, fueron aprehendidos tres violentos que se movilizaban en un automóvil Citröen modelo C-4 negro, el que usaban para consumar sus tropelías en la vía pública y escapar.

El procedimiento policial fue ejecutado por el Grupo de Operaciones Complejas (GOC) de la agrupación Cuerpos de la Unidad Regional XVII de la Policía.

Desde ayer y como consecuencia de varios asaltos ejecutados a mano armada por un trío de delincuentes en Puerto General San Martín y en la ciudad de San Lorenzo, desde la Jefatura de la policía sanlorencina se ordenó un patrullaje intensivo y combinado con Orden Público.
Choro2.jpg

Se estimaba que en cualquier momento ocurriría un nuevo ilícito y aparecería el vehículo buscado con los tres ocupantes. Los mismos fueron descriptos por las víctimas de los asaltos callejeros y señalaron que descendían de un auto negro que podría tratarse de un Citröen C-4 o un vehículo de similares características.

Hubo operaciones policiales de prevención activa con chequeos selectivos de personas y de vehículos en distintos puntos del departamento San Lorenzo, hasta que finalmente en la tarde de este martes, el automóvil en cuestión fue divisado transitando a gran velocidad por las calles del ejido urbano.

Fue así como oficiales y suboficiales de las agrupaciones de Cuerpos y Orden Público convergieron sobre el sector céntrico hasta que finalmente lograron ubicar, perseguir y aprehender a los tres ocupantes del vehículo.
Choro3.jpg

Luego, durante la requisa que fue ejecutada en el habitáculo, fue secuestrada debajo del asiento del acompañante una pistola calibre 22, con una bala en la recámara y otras seis en el almacén del cargador.

Todo lo actuado fue informado a la jefatura de la Unidad Regional XVII San Lorenzo de la Policía y al fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación.