Policiales
Domingo 01 de Julio de 2018

Cayó en Victoria un joven involucrado en un crimen ocurrido en La Guardia

Tiene 21 años y era buscado por la Justicia provincial desde el 8 de marzo. Lo detuvieron el viernes en localidad del sur de Entre Ríos.

Un muchacho de 21 años, sobre el cual recaen sospechas en torno a la autoría del crimen de Ariel Montaño Aranda, ocurrido el 4 de marzo pasado en inmediaciones del distrito La Guardia, fue aprehendido el viernes en la localidad de Victoria, Entre Ríos.

Se trata de Ángel Alberto A., quien fue capturado por agentes de la División Investigaciones y Judiciales de la departamental de Victoria, tras el pedido solicitado por la fiscal del caso, Cristina Ferraro, de la Unidad Especial de Homicidios del Ministerio Público de la Acusación.

Fuentes policiales indicaron que la captura del joven se dio cerca de las 21.15 del viernes en cercanías de un domicilio de calle Lamadrid, entre Corrientes y Balbi. En este sentido, los investigadores destacaron que el acusado se hizo pasar como amigo de una familia que residía en una propiedad ubicada a pocos metros de la detención.

Ángel Alberto A. era buscado por el crimen de Montaño, ocurrido en horas del mediodía del 4 de marzo pasado, cuando en una reunión entre dos hombres se produjo una discusión áspera que terminó con uno de los partícipes sacando un arma de fuego desde su cintura y disparando un balazo a Montaño, quien cayó al suelo en medio de un reguero de sangre.

Montaño fue trasladado por una ambulancia hasta el hospital José María Cullen, donde fue asistido por los médicos de la Emergentología.

Los profesionales que lo asistieron constataron que el hombre presentaba un impacto de bala en el lado derecho del cráneo con una profusa hemorragia, por lo que debió ser asistido con un respirador artificial y compensado hemodinámicamente.

Cerca de las 17, los médicos detectaron que Montaño había fallecido producto del impacto de bala.

Desde ese entonces, los investigadores determinaron que el presunto autor del crimen huyó del lugar en una canoa y desde ese entonces estuvo prófugo de la Justicia provincial, que solicitó su captura cuatro días después.