Judiciales
Miércoles 13 de Diciembre de 2017

Comenzó el juicio al policía acusado de ser el autor del femicidio de su pareja

Se trata de un oficial que prestaba servicios en la UR VIII del departamento General López. La víctima fue Cecilia Natalí Retamoso, de 25 años, ultimada a disparos en barrio Roma en diciembre de 2014. Pedirán perpetua.

Un policía de 40 años cuyas iniciales son RDF comenzó a ser juzgado por el femicidio de Cecilia Natalí Retamoso, ocurrido en 2014. Los fiscales que investigaron el delito fueron Jorge Nessier y Cristina Ferraro, quienes solicitarán la pena de prisión perpetua para el acusado.

El tribunal pluripersonal que tendrá a su cargo el debate estará integrado por los jueces Héctor Gabriel Candioti (presidente); Sergio Carraro y Jorge Patrizi.



En la vía pública
"La víctima había mantenido una relación de pareja –sin mediar convivencia– con el imputado, quien le disparó con el arma reglamentaria al menos en siete oportunidades cuando estaba por subir a un vehículo estacionado en inmediaciones de calle Vera al 3.500", precisaron Nessier y Ferraro. "El femicidio fue cometido alrededor de las 5 de la madrugada del domingo 21 de diciembre de 2014", agregaron los fiscales.

Los funcionarios del MPA relataron que "el imputado fue en una moto al lugar en el que estaba la mujer y le disparó intencionalmente. Inmediatamente después de atacarla, escapó del lugar".


Calificación penal
Horas después de haber cometido el delito, RDF fue detenido. Al día siguiente, fue imputado como autor del delito de homicidio calificado (por el vínculo; por ser perpetrado por un hombre en contra de una mujer mediando violencia de género (femicidio); y por el empleo de arma de fuego)
Los fiscales explicaron que "logramos reunir elementos que nos permitieron concluir que el accionar desplegado por el acusado en contra de la mujer se produjo en un contexto de violencia de género originado en la conflictiva relación de pareja que ambos habían tenido". En tal sentido, sostuviero que "le quitó la vida a una joven mujer, madre, de un modo sumamente cruel y violento, en la vía pública. El accionar del imputado demostró el más absoluto desprecio no sólo hacia la vida de la propia víctima, sino también hacia la de terceros que en ese momento y horario podrían haber transitado por tal lugar y haber resultado heridos".
Nessier y Ferraro agregaron que "merece ser tenido en cuenta que el acusado era personal policial, lo que le posibilitó tener acceso y conocimiento cabal del empleo de un arma de fuego".