Un hombre de 42 años cuyas iniciales son F. R. D. y su pareja, una mujer de 34 cuyas iniciales son L. A. D., serán juzgados desde este lunes 30 de julio como autor y partícipe necesario, respectivamente, del homicidio calificado (por alevosía y por el empleo de arma de fuego) de Lucas Emanuel Ayala cometido en 2016 en Santa Fe. Será en un juicio oral y público que se desarrollará en los tribunales de la capital provincial, en el que los fiscales Cristina Ferraro y Jorge Nessier solicitarán prisión perpetua para ambos acusados.

Además, el hombre investigado también será juzgado por otro hecho ilícito en el que está acusado como autor del delito de tentativa de homicidio calificado (por el empleo de arma de fuego), cometido 10 días antes del homicidio de Ayala, en inmediaciones de la avenida Blas Parera al 6900.

El tribunal pluripersonal que tendrá a su cargo el debate del juicio estará integrado por los jueces Jorge Pegassano, Rodolfo Mingarini y José García Troiano (presidente).

• LEER MÁS: B° Barranquitas: Asesinaron de tres balazos a un joven en avenida Perón y Perú

Los hechos

El homicidio de Ayala fue cometido el jueves 21 de abril de 2016 en la intersección de calle Perú y la avenida Perón. "Alrededor de las 16, el acusado llegó en una moto al lugar en el que estaba la víctima y, de modo sorpresivo y actuando a traición y sobre seguro, le disparó por la espalda en reiteradas oportunidades con un arma de fuego tipo pistola calibre 9 milímetros", relataron los fiscales Ferraro y Nessier. "Ayala sufrió el impacto de tres proyectiles, los que le causaron heridas que le ocasionaron la muerte de forma inmediata", agregaron.

Los funcionarios del MPA indicaron que "el acusado de la autoría del homicidio llegó al lugar del hecho en una moto que era conducida por su pareja". En tal sentido, manifestaron que "luego de dispararle a Ayala, el acusado se subió a la moto y escapó del lugar junto a su pareja".

Ferraro y Nessier también brindaron precisiones acerca del segundo hecho delictivo por el que se juzgará a F. R. D.. "Ocurrió el lunes 11 de abril de 2016 alrededor de las 19. La víctima fue un hombre que estaba con su pareja en inmediaciones de la avenida Blas Parera al 6900. El acusado le disparó en al menos tres oportunidades, y le impactó un proyectil en la zona ilíaca derecha, lo que le ocasionó una herida que motivó una intervención quirúrgica en el hospital José María Cullen", informaron los fiscales.

"El acusado llegó al lugar en una moto que conducía él mismo, y en la que también se trasladaban su pareja y un menor de edad -presuntamente hijo de ambos. Antes de realizar los disparos, los dos mayores de edad descendieron del vehículo, increparon verbalmente a la víctima y a su pareja y los agredieron físicamente", narraron los fiscales.

Fundamentos

"Entendemos que el homicidio de Ayala se trata de un caso de muerte dada ocultamente a otro. El acusado aseguró la ejecución, evitando todo riesgo o peligro e imposibilitando intencionalmente la defensa de la víctima", argumentaron los funcionarios del MPA. "Este modo de matar es sinónimo de perfidia o traición, pues implica causar un daño asegurando la comisión del ilícito al evitar que la víctima pueda defenderse. Y es en esta indefensión de la víctima, donde se encuentra la seguridad en el hecho y la exención de riesgo para el agresor", añadieron.

Acerca de la actuación de la mujer acusada, los fiscales explicaron que "condujo el motovehículo que transportó a su pareja al lugar de los hechos. Es decir, llevó a cabo un aporte intencional y deliberado sin el cual el acusado no hubiera podido realizar la conducta por la cual se lo acusa".

En relación a la tentativa de homicidio cometida en inmediaciones de la avenida Blas Parera, los fiscales sostuvieron que "el acusado emprendió una conducta tendiente a dar muerte a la víctima y utilizó un arma de fuego (un medio más que adecuado para tales fines)". Ferraro y Nessier advirtieron que "si no logró el resultado letal perseguido fue por circunstancias ajenas a su voluntad. Y en virtud de que escapó inmediatamente del lugar, no podríamos decir que haya depuesto su actitud".

• LEER MÁS: Quedó detenido el acusado de asesinar a Lucas Ayala

Detención

Los acusados fueron detenidos en mayo de 2016. El 11 de mayo se dictó la preventiva de F. R. D., la cual continúa hasta el presente.

En relación a la mujer acusada, el 31 de mayo se ordenó que quedara en prisión preventiva domiciliaria -a raíz de que tiene hijos menores de cinco años. Sin embargo, el 13 de agosto de 2016, se celebró una nueva audiencia en la cual se revocó el beneficio de prisión domiciliaria, debido a que no cumplió con la disposición judicial de no abandonar el domicilio establecido. Finalmente, el 21 de diciembre de 2016 se dispuso la continuidad de la medida cautelar, la que continúa hasta el presente.

Querellante

La madre de Ayala, Cristina María del Tránsito Centurión se constituyó como querellante en la investigación. La mujer es representada por los abogados del Centro de Asistencia Judicial (CAJ)