Policiales
Martes 27 de Febrero de 2018

Compró un auto a la tarde y a la noche le rompieron el parabrisas de un piedrazo en la ruta 168

Sucedió a la altura del hipermercado. Hugo, en dialogó con UNO Santa Fe, dijo que llamó a la central de emergencias 911 para pedir la presencia de un patrullero que nunca llegó

Ayer, a las 20.30, un hombre que vive en la ciudad de San José del Rincón regresaba a su casa con su flamante automóvil que había sacado de una concesionaria a primera hora de la tarde y a la altura del centro comercial -por la ruta nacional 168- recibió un fuerte piedrazo en el parabrisas.

Estupefacto, incrédulo y decididamente contrariado, llamó a la central de emergencias 911 y pidió la presencia policial en el lugar. Nunca fue enviado ningún patrullero por el operador de turno. Y, para hacer más grave el caso, desde las 21.30 hasta las 23 siguió llamando a la central 911. Jamás lo atendieron.


Embed


Sinceridad e indignación
En diálogo con UNO Santa Fe, Hugo, contrariado por el suceso y con el auto dañado por el piedrazo, decidió denunciar su caso en los medios de comunicación de la capital santafesina y no en la Policía, refiriéndose en primer término a la indignación con la central de emergencias 911. Además resaltó que en la zona del ataque reina la oscuridad y esa situación favorece "el trabajo de los delincuentes".

Apesadumbrado, Hugo reflexionó en voz alta su más grande preocupación y la soltó sin rodeos: "Soy el padre de una beba de dos años y no puedo dejar de pensar si esto me hubiera ocurrido con mi hija arriba del auto. ¿Y si el piedrazo hubiera logrado vencer la resistencia del vidrio e ingresar al habitáculo?. No quiero ni pensar en las consecuencias porque me vuelvo loco".