Una multitudinaria marcha tuvo lugar en la ciudad de Coronda en la jornada de ayer a raíz de la muerte de Magalí Ojeda, la joven adolescente de 16 años que el lunes de la semana pasada fue hallada sin vida en un camino rural de esa localidad del departamento San Jerónimo.

El suceso ocurrió a las 18, cuando cerca de 200 personas, se concentraron en la esquina de Bulevar Oroño y San Martín (avenida principal) y posteriormente marcharon hacia la plaza central de la ciudad donde se encuentra ubicada la Unidad Regional XV de policía. Allí, pidieron respuestas y una mayor aceleración en la investigación que por el momento no tiene a personas detenidas.

De la marcha participaron familiares de la joven y allegados. A su vez, estuvieron presentes miembros del colectivo Ni Una Menos Coronda, que leyeron un documento y exigieron justicia por la menor asesinada.

El padre de la joven, Rubén Ojeda, dijo a UNO Santa Fe que por el momento no existe una pista concreta que pueda dar con el posible autor de los hechos. "Por eso yo le quiero decir a la gente que colabore y que no tenga miedo de decir las cosas", pidió.

"La verdad, estoy descolocado", explicó y volvió a reiterar que si alguien sabe algo sobre el caso que aporte información. "No tengan miedo. Así como le pasó a mi hija le pueda pasar a otra", alertó.

El caso se tramita actualmente en la Unidad Fiscal de Coronda, a cargo de Marcelo Nessier quien encabeza la pesquisa y caratuló la causa como femicidio. Al respecto, fuentes judiciales indicaron a este diario, que existen varias hipótesis sobre quien (o quienes) podría ser los autores del hecho y por ello se tomaron varias medidas judiciales con el fin de avanzar con la investigación.

Por esta situación, los pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) San Jerónimo, tomaron una serie de testimonios a personas que aportaron información y a quienes vieron por última vez a la joven, entre otras medidas.