Policiales
Martes 24 de Octubre de 2017

Condenaron a prisión perpetua a Leandro Ochoa por el homicidio de Noelia Muchiutti

El crimen ocurrió en octubre de 2014, en la ciudad de Santa Fe.

Esta mañana se leyó la sentencia en el caso de Noelia Muchiutti, ocurrido en octubre de 2014. Condenaron a prisión perpetua a Leandro Ochoa por homicidio doloso calificado.

Jorge Nessier, el fiscal de homicidios del Ministerio Público de la Acusación y quien acusó a Leandro Federico Ochoa de haber sido el autor material del crimen de Noelia Soledad Muchiutti en 2014, había solicitado la pena de prisión perpetua para el imputado.

El pedido fue ante el tribunal de jueces pluripersonal conformado por Eduardo Pocoví, Octavio Silva y Susana Luna, quienes a lo largo de la semana pasada tuvieron las pruebas presentadas tanto por la Fiscalía y por los defensores del imputado, Sebastián Molión y Mario Guedes de la defensa pública.

Para atribuir la autoría de los hechos a Ochoa, el fiscal señaló que una de las pruebas claves fue la realizada por el departamento de bioquímica de la expolicía científica dependiente de la Unidad Regional I (en la actualidad Policía de Investigaciones).

Esa prueba se basó en el levantamiento de muestras de sangre que permitieron establecer que Muchiutti estuvo en el domicilio de Ochoa en la noche del crimen ocurrido el 11 de octubre del 2014. El mismo se dio a conocer luego de que un grupo de agentes policiales detengan al imputado cuando este cargaba el cuerpo de la víctima -fallecida por un disparo en el rostro- por Lavaisse y avenida Peñaloza, a cincuenta metros de su casa.

El ADN

Según explicó Nessier, el ADN -que fue analizado en la Facultad de Farmacia y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires- de dichas muestras dio como resultado que la compatibilidad de ambas era de un 99,9 por ciento, por lo cual, científicamente quedó comprobado que Muchiutti fue hasta la casa de Ochoa en la noche del crimen.

A esa prueba, se suma el testimonio de una prima de la víctima que sostuvo en su declaración que aquel día, Muchiutti le comentó que iría a la casa del imputado a festejar los nueve meses que llevaban juntos como amantes.

En tanto, esa misma testigo aseguró que los dos habían tenido un fuerte altercado un mes antes y que ello había derivado en que la misma víctima deje de frecuentar, de manera reiterada, el domicilio donde residía Ochoa.

El juicio comenzó el pasado 6 de octubre en la Sala I del subsuelo de tribunales.

El crimen se dio en el año en que el departamento La Capital superó la estadísticas de homicidios llegando a 155 en tan solo un año. Inclusive, en la jornada del asesinato de Muchiutti sucedieron otros tres crímenes.