Judiciales
Jueves 22 de Febrero de 2018

Denuncian que la imputada en el abuso de un menor no cumple una orden judicial

Así lo informó, la madre de la víctima e hija de Nidia Morandini, la acusada. El caso ocurrió en Esperanza y por el mismo, la abuela, el abuelo y tío de un niño se encuentran imputados.

Nidia Morandini, imputada junto a su marido e hijo, por el presunto abuso sexual de su nieto, ocurrido en la ciudad de Esperanza (departamento Las Colonias), fue nuevamente denunciada por su hija por no acatar la orden judicial que le impone una restricción de distancia respecto de la víctima.

La denuncia fue radicada en la comisaría de aquella localidad el pasado 9 de febrero y expuso que el niño, el cual se encontraba con amigos en el Club San Lorenzo de aquella localidad, vio a su abuela en inmediaciones del lugar haciéndole señas para que se acerque a ella.

Inmediatamente, la madre del chico, Fernanda Baraldo, acudió a la comisaría local para denunciar el no acatamiento de la orden judicial que había sido impuesta el viernes 22 de diciembre pasado, luego de que un tribunal les otorgó la libertad a Morandini, Víctor y Juan Pablo Baraldo, tras el vencimiento de los plazos de la prisión preventiva.

En aquel fallo, el tribunal compuesto por Octavio Silva, Jorge Pegassano e Iván Leguiza (conjuez), había revocado la medida cautelar pero, a su vez, impuso una serie de normas a cumplir, entre ellas la prohibición de acercarse al menor de edad que denunció los abusos sexuales sufridos cuando tenía entre cinco y nueve años. El beneficio de excarcelación fue luego de un pedido de la defensa, a cargo de Eduardo Jauchen.

Liberados en medio de un juicio trunco

Los tres acusados comenzaron a ser juzgados el 25 de octubre del 2017 por los fiscales del caso, Omar De Pedro y Daniel Filipi, junto con la querella, a cargo de Martín Risso Patrón y Carolina Walker. El debate se dio ante un tribunal de jueces compuesto por Susana Luna –presidente–, Octavio Silva y Jorge Pegassano, pero luego de tres intensas jornadas, que incluyeron el testimonio de la madre de la víctima, la querella del caso se sintió agraviada por la jueza Luna y acudió a la Oficina de Gestión Judicial (OGJ) con el fin de recusar a la magistrada.

Asimismo, la recusación fue luego para el resto de los jueces, Silva y Pegassano. Desde ese entonces el juicio se encuentra demorado y a la espera de que se fijen jueces para analizar la recusación de los magistrados.

Con un pedido de altas penas

El trío familiar llegó a juicio imputado por múltiples delitos. Por un lado, Víctor Hugo Baraldo, a quien el fiscal De Pedro anticipó que solicitará 22 años de prisión, se encuentra acusado por abuso sexual con acceso carnal agravado –por resultar grave daño en la salud mental de la víctima; por ser cometido por ascendiente, encargado de la educación y guarda; por ser cometido por dos personas; y por aprovechar la situación de convivencia preexistente con el niño menor de edad. A su vez, los fiscales lo acusaron también de promoción de la corrupción de menores agravada.

En cuanto a su esposa, Nidia Morandini, está imputada por promoción de la corrupción de un menor agravada (por ser la víctima menor de 13 años y por ser ascendiente y persona conviviente encargada de la educación y guarda del menor) y partícipe principal del delito de abuso sexual con acceso carnal reiterado agravado. Todos los delitos en concurso ideal. Sobre ella, la Fiscalía tiene ideado pedir 25 años de pena.

Por último, sobre Juan Pablo Baraldo (tío del menor), pesan los mismos cargos pero con el agravante de "coacción agravada por el uso de arma de fuego y desobediencia a un mandato judicial".