Policiales

Desalojan locales en la “Saladita del Norte” y hay dos personas detenidas

El Municipio con el apoyo de la Policía inició una actuación en un sector de Blas Parera por comercios ilegales en terrenos de la Nación.. Se procedió a la clausura de los locales y también se hará la demolición. Hay detenidos y elementos secuestrados.

Martes 18 de Noviembre de 2014

En la mañana de este martes, la Municipalidad de Santa Fe, con el apoyo de la Unidad Regional I de la Policía Provincial, inició un operativo especial de control ante denuncias de comercio ilegal en Avenida Blas Parera y Millán Medina.

Tras constatarse el funcionamiento de negocios que no contaban con habilitación municipal y que se encontraban radicados en terrenos fiscales, se dio intervención a las áreas competentes del Municipio para proceder a la demolición de las construcciones clandestinas. El terreno, ubicado en Av. Blas Parera a la altura del 7400, de propiedad de la Dirección Nacional de Vialidad fue transferido al “Programa Arraigo Nacional”.

A raíz de la situación, se procedió a notificar de la usurpación al titular dominial del terreno y se dispuso la intimación a los ocupantes de los locales a fin de que cesen las construcciones anti-reglamentarias.

Ante la ausencia de respuesta por parte de los involucrados, se dio intervención judicial para proceder a los allanamientos solicitados, que fueron concedidos por el juez competente y que se llevan a cabo en el día de la fecha, a través de un operativo especial que requirió el apoyo de la fuerza pública.

Cabe señalar que el operativo se dispone a partir de diversas denuncias recibidas por parte de vecinos e instituciones de la zona, en las que se plantea la venta de mercadería ilegal y la usurpación de terrenos. Según se informó, se trata de un kiosco, una gomería y tres tiendas polirubro.

En el operativo dispuesto en el día de hoy, interviene personal de las Secretarías General, de Control, de Planeamiento Urbano y de Producción, y se cuenta con el apoyo de las fuerzas policiales, bomberos y guardia de Infantería.

En uno de los desalojos, se incautó una granada de gas lacrimógeno, un juego de esposas, y un chaleco policial. Por esta situación se abrió una causa judicial. Hay dos personas detenidas.  

Desvío de tránsito

Teniendo en cuenta dicho operativo, se realiza un corte de tránsito en la mano sentido sur – norte por avenida Blas Parera, entre J. de la Rosa y Millán Medina, para lo cual se deberá desviar el tránsito hacia el Este en calle Larrea, hasta Azopardo hacia el sur, doblando al Oeste en Don Guanella, retomando Avenida Blas Parera. Los camiones se desviarán en Gorriti y Blas Parera, para que retomen hacia el sur en Peñaloza.

Por otra parte, se dispuso el corte en la intersección de Millán Medina y Blas Parera, procediéndose al desvío del tránsito sur – norte de Avenida Blas Parera en calle Don Guanella hacia el Este, Azopardo, Larrea, Avenida Blas Parera.

Antecedentes

La Municipalidad de Santa Fe, a través de las áreas competentes como la Dirección de Control, efectivizó diferentes controles desde 2013 en el sector de Millán Medina y Blas Parera, constatándose el funcionamiento de diferentes locales comerciales sin la habilitación municipal correspondiente, o que contaban con clausura pero prestaban actividad comercial en violación a la misma.

Al mismo tiempo, la Dirección de Edificaciones Privadas constató la existencia de construcciones clandestinas sobre terrenos de la traza de la vieja circunvalación, que pertenecían a la Dirección Nacional de Vialidad, y realizó notificaciones a los ocupantes para que cesen las obras al no contar con los permisos para la actividad desarrollada.

Asimismo, desde la Subsecretaría de Planeamiento Hídrico se informa que los locales están radicados en un sector vulnerable, obstruyendo el desarrollo de proyectos que permitan disminuir las consecuencias de las precipitaciones.

A raíz de la situación, se dispuso notificar de la usurpación al titular dominial del terreno y se realizó la intimación a los ocupantes de los locales a fin de que cesen las construcciones anti-reglamentarias, al mismo tiempo que se solicitó la clausura de los locales y el decomiso de la mercadería.

Tras haber notificado la infracciones y haber efectuado las respectivas denuncias policiales, el Municipio resuelve intervenir en la situación a los fines de impedir la continuidad de las mismas y efectuar las demoliciones correspondientes, en uso de las atribuciones de que dispone el Municipio (Resolución 223/2014). Para ello, se solicitan las órdenes de allanamiento ante el Juzgado competente y el concurso de la fuerza pública.

¿Te gustó la nota?