Había partido desde Jujuy y tenía como destino final a la provincia de Buenos Aires. Fue interceptado en Santa Fe por la Gendarmería Nacional, que detectó la maniobra durante un control vehicular. El resultado: la detención del "narco pasajero" y la incautación de más de tres kilos de cocaína.

La droga estaba distribuida en tres paquetes rectangulares que habían sido escondidos dentro de una sábana. El responsable de los estupefacientes era uno de los clientes de la empresa de turismo y estaba utilizando el viaje para el tráfico de las sustancias hacia centros urbanos.

"Estamos fortaleciendo el despliegue de las fuerzas federales en la provincia de Santa Fe. Lo hacemos multiplicando los controles y patrullajes en los principales corredores y cooperando con la policía local y el Poder Judicial", aseguró la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, quien instruyó políticas expresas a la Secretaría de Seguridad que dirige Eugenio Burzaco.

El operativo "Narco Pasajero" fue llevado a cabo por efectivos de la Gendarmería Nacional -institución que comanda Gerardo Otero- sobre la ruta nacional 9. Allí, sobre el peaje General Lagos, ubicado a la altura del kilómetro 271,5, frenaron la marcha de un ómnibus. Durante la requisa del sector de equipajes, hallaron la droga, que a simple vista daba cuenta de una sustancia blancuzca.

Las pruebas de rigor arrojaron que se trataba de 3,161 kilos de cocaína, que fueron incautados a instancias del Juzgado Federal de Rosario 4.

Fuente: Ministerio de Seguridad de la Nación