Este domingo, a las 8,30, en un departamento de un edificio de propiedad horizonal ubicado en calle Eva Perón al 2600 entre San Jerónimo y San Martín, en el microcentro de la capital santafesina, fue aprehendido un suboficial de policía de 30 años. Previamente, los policías que actuaron en el caso, rescataron a una mujer de 32 años que es la esposa del policía apresado, que luego fue trasladada hasta el hospital Cullen, donde los médicos constataron en el cuerpo de la víctima los hematomas de la golpiza recibida.

Denuncia

Este domingo, a las 8,15, hubo varios llamados telefónicos a la central de emergencias 911, de vecinos que habitan en distintos departamentos de un edificio de propiedad horizontal ubicado sobre calle Eva Perón al 2600. El operador del 911 preguntó a cada uno de los denunciantes cuál era la situación, y todos coincidieron en afirmar que una mujer estaba siendo sometida a una brutal golpiza y que pedía auxilio a gritos. Entonces fueron enviados cuatro policías en dos patrulleros de la Comisaría 1° y de la 1° Inspectoría Zonal, como así también dos suboficiales de la Brigada Motorizada. Cuando llegaron los propios vecinos denunciantes les abrieron la puerta que comunica con el palier, y luego le detallaron que todo estaba sucediendo en uno de los departamentos de los pisos superiores del edificio.

Apresado

Los policías fueron en el ascensor, golpearon la puerta del departamento, e inmediatamente se toparon con una mujer golpeada, y con su esposo, un suboficial policial en actividad que fue identificado como AEM de 30, que fue inmediatamente neutralizado, esposado, aprehendido y le secuestraron la cédula policial como así también su pistola reglamentaria provista por el Estado. La víctima reconoció ante los policías que fue brutalmente castigada por su marido con trompadas, con golpes producidos con el arma reglamentaria y amenazas de muerte reiteradas que le verbalizó.

Traumatismos

La mujer rescatada tiene 32 años, y posteriormente fue llevada por una ambulancia hasta el hospital Cullen, adonde fue recibida por los médicos de la Emergentología que constataron que presentaba hematomas en el rostro y traumatismos por golpes con probable fractura de tabique nasal. Quedó internada en observación y le serán realizados nuevos estudios de alta complejidad, para determinar las consecuencias de los golpes en la cabeza.

Grave delito imputado

La novedad sobre el resultado del procedimiento fue comunicada a la Jefatura de la Unidad Regional 1ª La Capital de la Policía de Santa Fe, y éstos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, Bárbara Ilera, la que ordenó que el suboficial aprehendido continúe privado de su libertad, que sea identificado y que se le forme causa como presunto autor del delito de "lesiones dolosas agravadas por el vínculo en el marco de violencia de género y amenazas calificadas por el empleo de arma de fuego", y que las actuaciones sean elevadas a la división Judicial de la policía capitalina.