El lunes, antes de las 21, en la avenida General López entre Urquiza y Francia, fue aprehendida una pareja que instantes antes asaltó la heladería Grido ubicada a pocos metros. Cuando la policía les realizó el chequeo en presencia de testigos, le secuestraron la suma de 1.185 pesos. Posteriormente, otros policías de la Comisaría 2ª fueron hasta el local, dialogaron con la empleada, que les dijo que terminaba de ser asaltada por una pareja que le dijeron que estaban armados y que tenía que entregarle la totalidad del dinero recaudado.

Solidario

A las 20.50, un hombre estaciona su auto sobre avenida General López al 3100, desciende y cuando va a ingresar a la heladería Grido, se da cuenta de que la empleada del local estaba siendo asaltada. Sin dudarlo, pero con movimientos lentos y bien disimulados, regresó hasta su auto y sin perderlos de vista fue directamente hasta la Comisaría 2ª y allí vio cuando salían dos policías uniformados, un hombre y una mujer. Sin dudarlo, bajó la ventanilla de su auto y le dijo que la pareja que caminaba hacia el este por la vereda de enfrente, terminaban de asaltar a la empleada de la heladería.

Los dos policías de la Brigada Operativa de Prevención Policial (BOPP) no dudaron un instante, cruzaron la avenida General López corriendo, les impartieron la voz de "Alto Policía", e inmediatamente los aprehendieron en presencia de testigos. Luego, avisaron a la Comisaría 2ª sobre el procedimiento y dos oficiales de esa dependencia fueron hasta la heladería, dialogaron con la empleada y ni bien entraron los agentes, ella les dijo que hacía pocos minutos la habían asaltado. Los dos delincuentes aprehendidos fueron identificados, ella como N.S G., de 29 años, y él, C.A.E., de la misma edad, los que terminaron alojados en dos calabozos de la Comisaría 2ª.

Informaron la novedad sobre la aprehensión de la pareja a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital de la Policía de Santa Fe. Estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, Carlos Lacuadra, que ordenó que continuaran privados de su libertad, que sean identificados y que se les forme causa como presuntos autores del delito de "robo".