Durante la ejecución de un allanamiento en una vivienda ubicada en Amenábar al 3900, del barrio San Lorenzo de la capital santafesina, este sábado por la tarde aprehendieron a una mujer de 42 años que fue identificada como A.P.R. Le secuestraron dosis fraccionadas de marihuana y de cocaína para su comercialización y consumo.

El procedimiento policial fue el corolario de una investigación que ejecutaron los pesquisas antinarcóticos de la Policía de Investigaciones (PDI), que se inició hace varios meses y que tuvo por objeto desbaratar un punto de venta de estupefacientes en el formato conocido popularmente como "vendedor barrial de drogas".

Cabe destacar que la principal investigada fue grabada en conversaciones telefónicas, filmada y fotografiada en la actividad desplegada en su vivienda.

El allanamiento contó con la colaboración de los grupos de irrupción de la agrupación Cuerpos de la Unidad Regional I La Capital, Grupo de Operaciones Especiales (GOE) y Cuerpo Guardia de Infantería (CGI), que fueron los que lograron rodear, ingresar al inmueble e inmovilizar a la principal investigada. Un detalle a sumar en este caso es que la venta de drogas tenía un taller en el frente de la vivienda, que operaba como pantalla de la verdadera actividad.

La novedad sobre el resultado del procedimiento fue informada a la jefatura de la Policía de Investigaciones (PDI) y estos hicieron lo propio con el juez federal N° 1 de Santa Fe, Reinaldo Rodríguez, que ordenó que la mujer aprehendida continuara privada de su libertad, que sea identificada y que se le forme causa como presunta infractora de la ley nacional de estupefacientes N° 23.737.