Policiales
Lunes 04 de Junio de 2018

Detuvieron al último prófugo de la banda narco que operaba entre Santa Fe, Chaco y Corrientes

Se trata de un hombre de 42 años, prófugo desde el viernes cuando fueron ejecutados allanamientos en Corrientes, Chaco y en el norte santafesino.

El sábado, a las 18.30 y durante un control que fue ejecutado en la localidad de Basail en la provincia de Chaco, a pocos kilómetros del límite interprovincial con Santa Fe, efectivos de Gendarmería Nacional detuvieron a un hombre identificado como D. S. de 42 años, último integrante prófugo de la banda narcocriminal que operaba en tres provincias argentinas: Corrientes, Chaco y la ciudad de Las Toscas en el norte santafesino.
D. S. de 42 años estuvo prófugo desde el viernes 1 de junio, cuando allanaron su vivienda en la ciudad de Resistencia, capital de la provincia del Chaco pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) de Santa Fe junto a la colaboración de agentes de Gendarmería. Este hombre también será indagado durante la jornada de este lunes.

Investigación
El trabajo investigativo que desplegaron los agentes de la DGPyCA de la Policía de Investigaciones (PDI) se inició hace más de un año con conocimiento e intervención del juez federal con sede en la ciudad de Reconquista, Aldo Alurralde.
Como corolario de la investigación, se colectaron elementos probatorios que fueron coleccionados a lo largo de los meses, que incluyen grabaciones telefónicas, fotografías y filmaciones sobre la venta de estupefacientes al menudeo, aunque en este caso se prueba una vinculación articulada como organización para la recepción de la droga, su fraccionamiento en dosis para comercialización y consumo. También se comprobó la relación existente en tres distintos puntos geográficos, tales como lo son la ciudad de Corrientes, la del Chaco y Las Toscas, en el norte santafesino.
Asimismo, y también con el carácter de elementos probatorios, secuestraron dosis de cocaína, de marihuana, armas de fuego de diferentes calibre, aparatos de telefonía celular, memorias externas de computadoras con información vital sobre la recepción de los estupefacientes, los proveedores, lo que probaría las rutas de distribución elegidas y la relación de un triángulo geográfico que involucra a dos capitales de provincia como Corrientes y Chaco y Las Toscas en el norte santafesino, articulados como una organización criminal de cada uno de sus integrantes.
Colaboraron en el trabajo desplegado en el terreno –los allanamientos fueron simultáneos– efectivos de la Dirección de Prevención y Control de Adicciones, con Gendarmería Nacional, las Tropas de Operaciones Especiales (TOE) y el Grupo de Acción Táctica (GAT), en la irrupción seguida de requisa de las viviendas allanadas con los resultados apuntados.
Informaron a la jefatura de la Policía de Investigaciones (PDI), y estos hicieron lo propio con el juez federal de Reconquista, Aldo Alurralde, quien les recibirá declaración indagatoria por infracción de la ley nacional de estupefacientes Nº 23.737 a los detenidos.