Policiales
Domingo 06 de Mayo de 2018

Detuvieron a un suboficial penitenciario con tres motos robadas en su casa

Fue este sábado durante un procedimiento ejecutado por oficiales de la Comisaría 26ª de esa populosa barriada santafesina. Persiguieron a un desconocido que escapó por un pasillo y en un patio hallaron las tres motocicletas en poder de un hombre que se identificó como penitenciario.

El sábado, cuando faltaban algunos minutos para llegar a la medianoche, la persecución policial a un desconocido que eludió violentamente un control policial, derivó en la aprehensión de un suboficial en disponibilidad del Servicio Penitenciario santafesino, en cuya vivienda particular fueron secuestradas tres motocicletas con pedido de secuestro "activo" por robo. El hombre apresado fue identificado como J. A. L., de 30 años, fue esposado y trasladado hasta la Comisaría 26ª del barrio Nueva Pompeya.


Persecución policial
Una partida policial de la Comisaría 26ª del barrio Nueva Pompeya recorría las calles de esa populosa barriada, cuando vieron a un motociclista en contramano y sin luces en el vehículo. Inmediatamente quisieron chequearlo y le impartieron la voz de alto. Pero el desconocido hizo caso omiso, aceleró a fondo, y cuando llegó hasta una vivienda de Zavalla al 7900 casi Azcuénaga, se bajó de la moto, corrió por el pasillo lateral de una vivienda y se escapó por los fondos.

Los policías lo persiguieron, aunque no lo pudieron alcanzar, pero se encontraron en el patio de una casa con varias motocicletas y un hombre que se vio sorprendido por la presencia de ellos. Este se identificó como suboficial del Servicio Penitenciario, intentando eludir las preguntas de rigor y la velada sospecha que ya tenían los policías sobre la situación.


Insospechadas derivaciones
El procedimiento de persecución de un desconocido que eludió el control policial, derivó que el prófugo buscase refugio en la madriguera adonde había varias motos que parecían robadas y allí estaban guardadas. Por eso el hombre sorprendido en el patio de su casa, intentó "chapear" –como se conoce en el argot policial– revelando que era integrante de la fuerza de seguridad penitenciaria santafesina, pero igual terminó preso.

En la Comisaría 26ª lo identificaron como J. A. L., de 30 años, y constataron que efectivamente es un suboficial del Servicio Penitenciario de Santa Fe, pero en "disponibilidad" y además que las tres motocicletas secuestradas cuentan con pedido de secuestro activo, según el siguiente detalle: Honda modelo Falcon, negra y gris, con patente 665 KWK, con denuncia por robo en la Comisaría 11ª del 4 de mayo de 2018; Gilera Smash, de 110 centímetros cúbicos con patente A 060 XJD, con denuncia por robo en esa misma dependencia policial efectuada el viernes y, por último, la moto Rouser NS 200 centímetros cúbicos, roja y negra, con patente A 018 SBB, con denuncia por robo y pedido de secuestro desde el 2 de marzo de 2018.

Informaron la novedad a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital de la Policía y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, Ignacio Lascurain, que ordenó que el aprehendido continúe privado de su libertad, que sea identificado y que se le forme causa como presunto autor del delito de "encubrimiento".