Este sábado, a las 5.30, en el kilómetro 2 de la ruta nacional A 012, en el tramo comprendido entre la autopista Rosario-Buenos Aires y el arroyo Frías, en jurisdicción de Pueblo Esther, a unos 20 kilómetros al sur de la ciudad de Rosario, por causas que son materia de investigación, se produjo un accidente entre dos automóviles, que dejó como saldo la muerte de dos personas y un herido. Uno de los vehículos salió del pavimento y se estrelló contra un poste, en tanto, el restante terminó volcado.

Los automovilistas que transitaban por la zona fueron los que denunciaron el suceso a la central de emergencias 911. En cuestión de pocos minutos arribaron oficiales y suboficiales de la Policía de Seguridad Vial y de la Subcomisaría 15ª de Pueblo Esther y bomberos zapadores, los dos últimos integrantes de la Unidad Regional II Rosario. Realizaron un operativo para regular el tránsito vehicular y evitar nuevos accidentes y, simultáneamente, socorrieron al único herido que fue trasladado por una ambulancia hasta el hospital Clemente Álvarez de Rosario.

El accidente fue protagonizado por un Fiat Weekend verde, con patente UAN 030, cuyos dos ocupantes, un hombre y una mujer fallecieron en el choque. El otro vehículo es una Renault Kangoo, con dominio AC 365 ZL, cuyo conductor quedó atrapado en el habitáculo. Fue rescatado por los policías y bomberos zapadores policiales que actuaron en el accidente, y se identificó como Edgardo Ríos, de 30 años, paraguayo. El mismo fue trasladado por una ambulancia al hospital Clemente Álvarez de Rosario.

En tanto, fueron identificadas las dos víctimas fatales que arrojó el violento choque. Se trata de Rosa Mabel Alfonso, de 36 años, y José Luis Villasanti, de 38 años, ambos de la ciudad de San Nicolás de los Arroyos, en la provincia de Buenos Aires. Ahora, con peritajes y testimonios tratan de descubrir cómo se produjo el violento accidente.

Informaron la novedad sobre la ocurrencia del choque fatal a las jefaturas de la Policía de Seguridad Vial y de la Unidad Regional II Rosario. Estos hicieron lo propio con la fiscal de la Unidad de Homicidios Culposos del Ministerio Público de la Acusación, Valeria Piazza, que ordenó la realización de los peritajes criminalísticos, que fueron ejecutados por los agentes del Área Científica de la Policía de Investigaciones (PDI).