El lunes, antes de la medianoche, en la zona de bañados del barrio Los Troncos, en el extremo oeste de la avenida Gorriti, fueron aprehendidas dos mujeres que escaparon en una motocicleta de la policía. A una de ellas, le secuestraron de la cintura un arma de guerra cargada de balas.

Fueron identificadas como M.E.E., de 20 años, y de R.S.R., de 23, las que después fueron trasladadas a la Subcomisaría 12ª, adonde quedaron alojadas.

Desconocidos en fuga

Después de las 22 los vecinos que viven en Ponce de León y Gorriti denunciaron a la central 911 la presencia de violentos delincuentes y disparos de arma de fuego de grueso calibre. El operador envió a cuatro oficiales y suboficiales del Cuerpo Guardia de Infantería y del Comando Radioeléctrico, los que al arribar observaron cuando dos personas escaparon a toda velocidad a bordo de una motocicleta.

Eran dos mujeres

Los policías que persiguieron a los desconocidos los alcanzaron casi al final de Gorriti, cuando quien conducía el vehículo perdió el control y cayó cerca de una zanja. Grande fue la sorpresa cuando supieron que se trataba de dos mujeres, una de ellas de 20 años identificada como M.E., que llevaba en su cintura una pistola calibre 9 milímetros con una bala en la recámara y otras 10 en el almacén en el cargador. El arma de guerra secuestrada estaba en buenas condiciones de funcionamiento y evidente olor a pólvora.

Informaron la novedad sobre el resultado del procedimiento a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital de la Policía de Santa Fe, y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, Ignacio Lascuraín, que ordenó respecto de las mujeres aprehendidas que continuaran privadas de su libertad, sean identificadas. A la de 20 años, que se le forme causa como presunta autora del delito de "portación de arma de guerra"; en tanto, respecto de la de 23, por aplicación del artículo 10 bis. También se ordenó la incautación de la motocicleta en la que se movilizaban.