Desde el momento en que el video del ataque a una nena de 12 años en Marcos Paz se instaló en los medios y en las redes sociales, David Nahuel López tenía los días contados. Finalmente, después de casi una semana de búsqueda, alguien lo reconoció y su llamado al 911 fue la clave para dar con el acusado de la violación. Sin embargo, antes de eso, el changarín de 21 años intentó correrse de las sospechas con un cínico mensaje en su cuenta de Facebook.

"Qué hijo de puta cuando van a poner seguridad en Marcos Paz (sic)", escribió López escandalizado por su propio crimen desde uno de los cinco perfiles que tenía en la red social, dos días después de la violación de la chica.

El detenido admitió ante la policía ser la persona que aparece en el video, aunque se negó a declarar después ante el fiscal del caso. En las próximas horas, López será sometido a un estudio de ADN para cotejar con las muestras tomadas de la víctima, se le harán pericias psicológicas y psiquiátricas y, de ser necesario, participará de una rueda de reconocimiento.

De acuerdo a la reconstrucción que lograron los investigadores, el joven, que no tenía trabajo fijo, la noche del sábado fue hasta un peladero donde solía conseguir changas pero lo encontró cerrado y en el camino de vuelta a su casa se cruzó con la nena de 12 años.

La víctima estaba con una amiga de la misma edad, con quien se había escapado de su casa para ir a la plaza. Casi al mismo tiempo de que se toparan con López, unos hombres desde un auto las invitaron a subir. Las chicas se asustaron y tomaron caminos diferentes. Una de ellas se desvió por la ruta y la otra, siguió por la calle Monteagudo sola.

Esta última fue la elegida por el violador, que la siguió y al llegar al cruce con Buenos Aires la raptó y la llevó por la fuerza hasta un baldío, donde abusó sexualmente de ella.