Policiales

El fiscal apelará la prisión domiciliaria para los acusados de matar al contador Calleja en Paraná

Está prevista una audiencia para este jueves a las 16. Los pesquisas volvieron a revisar un aljibe de unos 20 metros de profundidad. Buscan las llaves del auto y otras pertenencias de Calleja.

Miércoles 28 de Julio de 2021

El fiscal que investiga el crimen del contador Gonzalo Calleja en la ciudad entrerriana de Paraná apelará mañana la prisión preventiva domiciliaria que el juez otorgó a los cuatro detenidos como sospechosos del hecho, informaron hoy fuentes judiciales.

La apelación será planteada por el fiscal Santiago Alfieri en una audiencia prevista para mañana a las 16, en la que solicitará que los imputados cumplan la prisión preventiva en la Unidad Penal 1 de Paraná, informó hoy el Superior Tribunal de Justicia entrerriano.

En tanto, durante esta jornada, los investigadores realizaron nuevas inspecciones y rastrillajes en la zona de campo donde fue encontrado el cuerpo de la víctima el 15 de este mes, en busca de su celular y demás efectos personales aún no hallados.

En ese marco, los pesquisas volvieron a revisar un aljibe de unos 20 metros de profundidad -cuatro de ellos con agua-, ubicado a unos 50 metros de donde se encontró el cuerpo, aunque no hallaron aún nada y continuarán con las tareas una vez que cuenten con herramientas y bombas para vaciarlo.

El fiscal Alfieri, además, ordenó otros rastrillajes en esa zona para tratar de dar también con las llaves del auto y otras pertenencias de Calleja, aunque tampoco se tuvo éxito, explicó a Télam el subdirector de Investigaciones de la Policía de Entre Ríos, Ángel Ricle.

En el marco de la pesquisa se encuentran con prisión preventiva por 45 días Ezequiel David Morato, Alberto Enrique Osuna, Iván Elías Garay y Ramiro Gabriel Colman, acusados de "homicidio agravado, en concurso real con privación ilegitima de la libertad agravado", que prevé una pena máxima de 25 años de prisión.

Los cuatro están alojados en la Unidad Penal 1 de la capital entrerriana hasta tanto se les proporcione un dispositivo de monitoreo electrónico que les permita estar controlados en sus domicilios.

Este lunes y martes se realizaron numerosos allanamientos en diferentes zonas de Paraná y de la localidad aledaña de Colonia Avellaneda y, en uno de ellos, perteneciente a los suegros de un amigo de Morato, se secuestraron 2.600 dólares y 100.000 pesos escondidos en diferentes lugares, además de un kilo de cocaína, dos revólveres calibre 38 y otro 22 y municiones.

Además, ayer se allanó una vivienda paranaense donde se halló el Fiat Uno azul de Morato, en el que el fiscal supone que los acusados trasladaron a Calleja hasta el lugar donde dejaron el cuerpo; y un taller mecánico donde un Ford Fiesta presentaba dos neumáticos que podrían ser del auto del imputado.

El Fiat Uno, al que le faltaban algunas partes, fue trasladado a una sede policial, donde personal de la División Criminalística realizará trabajos para intentar hallar rastros genéticos de Calleja y de los detenidos.

Durante ese operativo se detuvo a un joven al negarse a prestar colaboración e información sobre por qué tenía el vehículo y otras tres personas quedaron supeditadas a la causa.

Calleja dejó de comunicarse con su familia la tarde del pasado miércoles 14 de julio, cuando fue capturado por las personas que finalmente lo mataron, según el expediente fiscal.

La principal pista de la investigación es que el contador fue privado ilegítimamente de la libertad en una situación vinculada a la compra y venta de dólares, actividad que desarrollaba en paralelo a su empleo en una empresa constructora.

Cerca de las 16 de ese día, los cuatro acusados "y otras personas no individualizadas, actuando en conjunto, lo sometieron" y lo "privaron de su libertad para sustraerle 15.000 dólares, su reloj inteligente, celular, billetera y mochila, hasta las 5:20 horas en el interior del departamento de Garay", dijo el fiscal.

Luego, agregó, le "dieron muerte por asfixia, y abandonaron el cuerpo en una zona de descampado" debajo de un árbol y entre la maleza de un campo de trigo ubicado en las calles Báez y Montiel.

El cuerpo fue hallado un día después en el descampado, a unos 8 kilómetros de donde estaba su auto Ford Fiesta, en cuya guantera se hallaron más de 9.500 dólares.

Gonzalo Calleja.jpg
El cuerpo fue hallado el 15de julio, a unos 8 kilómetros de donde estaba su auto Ford Fiesta, en cuya guantera se hallaron más de 9.500 dólares.  

El cuerpo fue hallado el 15de julio, a unos 8 kilómetros de donde estaba su auto Ford Fiesta, en cuya guantera se hallaron más de 9.500 dólares.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario