Este miércoles, a la madrugada, en un edificio de propiedad horizontal ubicado en Alvear al 3800 casi Luciano Molinas en barrio Candioti, un maleante trepó hasta el segundo piso, y accedió al departamento A, donde un joven de 23 años estaba estudiando de espalda al balcón, cuando se vio sorprendido por lo que él estimó que era un arma apuntando a su cabeza. Luego el desconocido, ya dentro del departamento y con su morador completamente doblegado y amenazado, aprovechó para robar dos notebooks, una bicicleta y un teléfono celular. Para salir del edificio le pidió a su víctima que lo acompañe hasta la entrada para que le abra la puerta.

Según narró la hermana del joven estudiante de Ingeniería de la Universidad Tecnológica Nacional, su hermano eligió la opción de acompañar al hampón hasta el palier de la planta baja, y abrirle la puerta, viendo cómo se alejaba con sus pertenencias. Luego el muchacho llamó al 911, y minutos después llegaron al edificio y a su departamento efectivos de la Comisaría 3ª, que recibieron la denuncia verbal del caso. Los uniformados hicieron un patrullaje en todo el sector para tratar de atrapar al malhechor con la descripción de la complexión física y vestimenta, pero no dieron con su paradero.

Informaron la novedad a la Jefatura de la Unidad Regional I, y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación.