Este martes, antes de las 14, una mujer subió las escalinatas de los Tribunales provinciales junto a su hijo de 15 años y se lo entregó a la Justicia. Ella presume que es el autor del disparo mortal con el que a las 7 de este martes asesinó a Jorge Alberto Núñez, de 70 años, en un conmocionante hecho ocurrido en Ayacucho al 2800, de barrio Transporte. La mujer y la hija menor de la víctima fueron testigos directos del crimen, y también algunos vecinos de la populosa barriada que en ese momento salían rumbo a cumplir con la jornada laborable.

Búsqueda del presunto asesino

Tal como fue anticipado por UNO Santa Fe a primera hora de esta mañana, y una vez que el ataque criminal fue denunciado a la central de emergencias 911, el lugar se pobló de uniformados, que simultáneamente protegieron la escena del crimen en plena calle. Por otro lado, cuando supieron la presunta identidad del matador -que fue proporcionada por la mujer y la hija de la víctima, que lo acompañaban en el momento de la ejecución- y sabiendo que se trataría de un menor, comenzaron los rastrillajes intensivos desde el barrio Nueva Pompeya hasta Guadalupe Oeste.

• LEER MÁS: Asesinaron a un hombre de un balazo en la cabeza en barrio Transporte

Este férreo cerco policial llevó a una mujer, que es la madre de un joven de 15 años, a enterarse primero sobre la presunta autoría de su hijo en el asesinato de Núñez, y a elegir un camino rápido que terminara con la situación: llevó a su hijo a Tribunales y lo entregó.

No es la primera vez que ocurre pero, en este caso, el chico tiene 15 años. Ese extremo deberá ser probado en el Gabinete de Identificaciones de la Policía de Santa Fe. Si es confirmada la edad y que sería el autor del crimen, para el derecho penal argentino es "inimputable"; es decir, que no pudo comprender la criminalidad del hecho. Por lo tanto recuperaría la libertad y debería ser sometido a un tratamiento psicológico.

Historia reciente

En la noche del 5 de marzo en la esquina de Azcuénaga y Rivadavia, en el barrio Guadalupe Oeste, asesinaron a Marcelo Gutiérrez, de 21 años. Él era el hijo de Núñez, el septuagenario asesinado esta mañana. A Gutiérrez lo mataron en venganza por haber enfrentado a los integrantes de una gavilla de delincuentes que le mataron un equino a Núñez, que lo usaba para trabajar. Fue un crimen a sangre fría y el asesino después de consumar el disparo fatal, se alejó caminando del lugar.

Informaron la novedad sobre la presentación del menor en los Tribunales santafesinos a las jefaturas de la Unidad Regional I La Capital y de la Policía de Investigaciones (PDI). Estos hicieron lo propio con los fiscales en turno del Ministerio Público de la Acusación, que fueron los primeros en intervenir en el caso y que ahora evaluarán la identidad y edad del menor.