El suceso ocurrió el sábado pasado cuando uno de los presos intentó huir de la comisaría pero quedó atrapado y tuvieron que cortar la reja para liberarlo.

De acuerdo a las primeras informaciones, el hecho tuvo lugar en la subcomisaría 17ª de la ciudad de Santa Fe. El hombre, vestido solo con medias y calzoncillos, quiso escapar por el espacio que hay entre la reja de hierro y el techo. Pero quedó atorado y para poder sacarlo debieron cortar la reja con una amoladora.

Los Bomberos Zapadores de la zona norte de la capital provincial recibió el llamado desde la subcomisaría a las 16.35 y la dotación enviada debió trabajar en el lugar por alrededor de una hora y media para sacar al detenido de esa situación.

Se espera en las próximas horas una conferencia de prensa de autoridades del Ministerio de Seguridad, quienes informarán sobre las medidas adoptadas en torno a la actuación de los oficiales a cargo de la dependencia policial en la cual ocurrió el suceso.