Parece que Nahir Galarza, la joven que se encuentra detenida en Gualeguaychú acusada por el crimen de Fernando Pastorizzo, se encuentra preocupada por su cuenta de Instagram. Luego de que hicieron pública su cuenta para demostrar que "Nahir no es monstruo, es una estudiante, una colegiala, fanática de Justin Bieber", unos días después la borraron definitivamente, lo que provoca angustia en la joven.

"Llora mucho. Sabe que la perdió. Intentaron recuperarla pero la perdió", dijo Zonzini sobre la cuenta de Galarza. "Aún no sabemos quién se lo cerró. Me lo atribuyeron a mí, pero yo no fui". En el momento que fue abierta, la cuenta había sumado miles de seguidores.

Jorge Zonzini también negó todo tipo de privilegios que habían dado a Nahir Galarza: "Entrás a su celda y, al minuto, salís descompuesto. Tiene una cama de cemento, un colchón de una pulgada, una mesa de cemento y no hay ni silla".