Policiales
Jueves 15 de Marzo de 2018

En pleno microcentro: entró en su auto, la golpeó y le robó el celular

Fue el accionar de un delincuente este miércoles por la noche, cuando una joven estaba dentro de un vehículo esperando al novio para salir a cenar. "La única forma de estar aislados de la inseguridad es armando un búnker dentro de tu casa", expresó la víctima.

Ileana se disponía junto a su novio a disfrutar de una cena fuera de su departamento este miércoles por la noche, pero mientras esperaba en el auto a su pareja para salir a comer, un delincuente, acompañado por otro en moto, se le "metió" por la ventana del vehículo, la golpeó en el rostro y le arrebató el teléfono celular.


Embed

Todo aconteció este miércoles minutos después de las 21 en pleno microcentro santafesino, en Crespo al 2800. Dos "motochorros" aprovecharon la situación de "descuido" de la joven y llevaron adelante el robo, dejando en la mujer una tremenda sensación de impotencia, indefensión e inseguridad permanente. Es el relato en primera persona de otro episodio delictivo que pone de manifiesto la impunidad de los delincuentes a la hora de actuar, sin discriminar barrios, horarios ni circunstancias. Una escalada de inseguridad que alarma y de la cual nadie, pero absolutamente nadie, está exento.

"Estaba dentro de mi auto esperando a mi novio con el celular en la mano. La ventanilla estaba abierta. En un segundo siento un golpe en el rostro y el arrebato de mi teléfono. Rápidamente reaccioné y salí a correr al delincuente que se subió a una moto que lo estaba esperando en la esquina de Crespo y 9 de Julio", comenzó el relato Ileana.

"Entiendo que mi reacción no fue la más apropiada o consciente, pero es producto de la impotencia que a uno le da sentirse indefenso en todo momento", subrayó la joven y continuó agregando: "Es total la impunidad de los delincuentes, actuar en pleno microcentro, sin casco, a cara descubierta, metiéndose dentro de mi auto; es algo que ya no se puede creer. Más allá del robo y la pérdida material, es el hecho de sentirse violada en la intimidad".

"Ya no se puede seguir así. No puede ser que para estar seguros uno tiene que construir un búnker dentro de la casa mientras los delincuentes andan libres por las calles haciendo lo que quieren con los ciudadanos que trabajamos muchísimo todos los días para seguir adelante", finalizó la joven.