Policiales
Martes 08 de Mayo de 2018

"En todo momento amenazaba con matar a sus hijos y quitarse la vida"

Así lo expresó el comisario Sergio Lamanna, jefe del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), quien ofició de negociador con el sujeto que se atrincheró durante varias horas en una vivienda con dos de sus tres hijos, de cuatro y 10 años, este martes por la mañana en barrio Las Delicias.

Horas de muchísima tensión y dramatismo se vivieron este martes por la mañana en el norte de la ciudad, en barrio Las Delicias, más precisamente en 1º de Mayo al 9200, donde un hombre se atrincheró en una vivienda junto a dos de sus tres hijos, amenazando con provocar una masacre.

Todo comenzó en horas de la madrugada producto de una pelea de pareja en una vivienda, donde se encontraban también los tres hijos de ocho meses, cuatro y 10 años. Luego de una acalorada discusión entre los mayores (el hombre de 43 años y la mujer de 27), esta última salió de la casa con el menor de sus hijos en brazos y en la propiedad quedó el sujeto con los otros dos niños, advirtiendo a viva voz con matar a los chicos y luego quitarse la vida.

Embed

Minutos más tarde, cerca de las 8, el 911 recibió un llamado alertando sobre la situación. Bajo una intensa lluvia se armó un fuerte operativo en la cuadra de 1º de Mayo entre Alfonsina Storni y La Pampa, en primera instancia con el jefe de zona de inspección, luego con la llegada de efectivos del Grupo de Operaciones Especiales (GOE) y una unidad del Cuerpo de Bomberos Zapadores.

Atrincherado 4.jpg


El nerviosismo de los vecinos y familiares de los involucrados en el conflicto, sumado al potente operativo policial desplegado en la zona, hacían que la situación sea de incertidumbre e inquietud.

"Está metido adentro de la casa y no quiere salir; no quiere entrar en razones y en el medio están mis hijos, que nada tienen que ver con todo esto", expresó envuelta en llanto de madre de los pequeños que estaban de rehenes, quien sumó además un dato muy preocupante para los negociadores que intentaban deponer la actitud del hombre a través de la puerta de entrada a la vivienda: "Tiene un cuchillo y roció con combustible distintos sectores de la casa".


Atrincherado 3.jpg

Una puerta que se abrió
Los minutos transcurrieron con mucho desasosiego mientras los efectivos policiales tomaban posiciones en el exterior de la casa esperando órdenes para tomar cartas en el asunto. Pero no hizo falta, porque minutos antes de las 10, se abrió la puerta de ingreso de la vivienda y los dos niños que estaban de rehenes salieron corriendo. Inmediatamente su madre y uno de los negociadores fueron a su encuentro, alejándolos del lugar.

Acto seguido, los uniformados ingresaron en la propiedad fuertemente armados y constataron que el hombre de 43 años se había provocado una herida cortante con una cuchilla en la zona abdominal, sin revestir gravedad, motivo por el cual –y con autorización del fiscal que interviene en la causa, Marcelo Fontana– fue trasladado por el servicio de emergencias Sies 107 al hospital José María Cullen, donde quedó detenido.

Tras la finalización del operativo, el jefe del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), comisario Sergio Lamanna, quien ofició de negociador con el sujeto que se atrincheró, reveló que "en todo momento se lo notó sobresaltado, amenazando con matar a sus hijos y luego quitarse la vida. Luego de liberar a sus hijos, se autolesionó clavándose un cuchillo en la zona del pecho. Además, constatamos que había rociado la cama y la habitación con combustible", sostuvo Lamanna y finalizó: "Con toda la situación, el hombre quería que la mujer se entere de los problemas que estaba pasando".