Policiales
Sábado 06 de Enero de 2018

Escaparon de un control policial a toda velocidad, tumbaron y tiraron abajo una palmera

Sucedió el viernes, después de las 23, en avenida Presidente Perón y San Nicolás, en el B° Bella Vista de Rosario. El conductor aceleró, pero chocó con el cordón del cantero central, volaron por el aire con el auto, chocaron y tiraron abajo una palmera.

El viernres, a las 23.15, en avenida Presidente Perón y San Nicolás, en el barrio Bella Vista, en el suroeste de Rosario, tres muchachos que viajaban en un auto VW modelo Up, escaparon a toda velocidad de un control policial. Terminaron volcando con el vehículo y tiraron abajo una palmera. El auto VW Up contaba con pedido de secuestro "activo" por robo de fecha 24 de diciembre, y las dos patentes que llevaba colocada –TEQ 490– pertenecen a un auto Fiat modelo Duna, sobre el que también hay un pedido de secuestro del 3 de enero de 2018, ya que ese vehículo también fue robado.


Olfato policial
Cuando faltaban 45 minutos para llegar a la medianoche del viernes, un oficial y un suboficial del Comando Radioeléctrico rosarino patrullaban la avenida Presidente Perón en su tramo desde el Parque de la Independencia hasta la localidad de Pérez, cuando observaron el desplazamiento a una elevada velocidad de un automóvil VW modelo Up, que además y como particularidad, llevaba colocada las chapas patentes de un automóvil de modelo viejo –TEQ 490–, ya que se trata de un modelo de más de 20 años de circulación, en un automóvil que debió contar con patente nueva no solo en la numeración sino en el diseño de la chapa.

Esa fue la situación que alertó a los policías para reportar el suceso a la central de emergencias 911 y comunicar que se abocaban a la persecución con la finalidad de identificar a los ocupantes, haciendo saber de la alta velocidad en la que se desplazaban los desconocidos, como la incongruencia entre la chapa patente, el modelo y la marca. Solicitaron apoyo de otros patrulleros que estuvieran trabajando en el sector.

Después, con sirena y balizas, iniciaron la persecución por avenida Presidente Perón hacia el cardinal oeste, pero el conductor del automóvil suficientemente avisado con señas de luces para que detuviera la marcha, hizo exactamente todo lo contrario para poder escaparse.

Las osadas maniobras de manejo poniendo en juego la vida de terceros inocentes y la de los ocupantes del auto transformado en bólido, llevó a los policías a armar un operativo para tratar de detenerlos, pero también para que el conductor cesara en las maniobras temerarias que podrían terminar en una tragedia. Así fue como se sumaron otros patrulleros de las agrupaciones cuerpos y orden público, hasta que en un momento, el vehículo tuvo una falla, pegó con una de las ruedas delanteras contra el cordón del cantero central, dio vuelta en el aire e impactó con violencia contra una palmera, a la que tiró abajo, interrumpiendo el normal tránsito vehicular y por lo que no se produjo una tragedia con un choque en cadena, solo de milagro.

Llegaron más policías al lugar que, inmediatamente, convocaron a dos ambulancias para el traslado de heridos. Mientras tanto, armaron un operativo de control de tránsito para evitar accidentes y preservaron el lugar para la llegada de las unidades sanitarias y para que pudieran retirar a los heridos, los tres ocupantes del automóvil.

Las ambulancias del Sies 107, con el trabajo de médicos y de enfermeros rescataron del vehículo a los tres ocupantes heridos de distinta gravedad con politraumatismos. Fueron identificados como J.M., de 19 años; M.A.P., de 17, y O.R., de 19, los que fueron derivados a distintos hospitales de la ciudad de Rosario, recibieron atención médica y quedaron internados en observación.

Los policías realizaron el trabajo de peritajes sobre el automóvil siniestrado y lograron comprobar que, según el número de motor y de chasis, el automóvil VW modelo Up contaba con pedido de secuestro "activo" desde el 24 de diciembre de 2017 por robo, y que las dos chapas patentes exhibidas pertenecían a un auto Fiat modelo Duna robado en el 3 de enero de 2018.

Todo lo actuado fue informado a la jefatura de la Unidad Regional II Rosario, al fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, como así también al juez de Menores, ambos en turno en la ciudad de Rosario, mientras se investiga cómo es que transitaban con un auto robado con chapas patentes de otro vehículo robado.