Cuando faltaban algunos minutos para llegar a las 22.30 del martes, en la manzana 12 del Fonavi San Jerónimo del barrio Centenario, culminó la persecución y aprehensión de dos delincuentes que asaltaron un local en 25 de Mayo al 1900 de la ciudad de Santo Tomé.

Fueron identificados como A. A., de 18 años, y su cómplice, un adolescente de 16 años. Se les secuestró dinero en efectivo, el revólver usado para cometer el asalto y el automóvil que utilizaron para desplazarse y que terminó impactando dos patrulleros policiales.


Persecución

Después de las 22.15 del martes, dos ladrones a punta de pistola intentaron asaltar el local comercial Drugstore 25, ubicado sobre 25 de Mayo al 1900 de la vecina ciudad de Santo Tomé, pero la activación de la alarma y la denuncia de un vecino a la central de emergencias 911, puso en fuga a los delincuentes que subieron raudamente a un automóvil marca Ford modelo K gris plata, con chapa patente EVE 901 y escaparon a toda velocidad hacia el este.

Simultáneamente, dos patrulleros del Comando Radioeléctrico santotomesino, que ubicaron al auto transitando por avenida 7 de Marzo hacia la ciudad de Santa Fe, intentaron interceptarlo aunque para evitar accidentes en los que se vieran involucrados terceras personas inocentes, solo se limitaron a perseguirlos con sirenas y con balizas encendidas, y con el consiguiente pedido de colaboración a oficiales y suboficiales de Orden Público y de Cuerpos de la ciudad de Santa Fe.


Aprehendidos

En el marco de esa persecución, ya coordinada con policías capitalinos de Cuerpos y Orden Público, los delincuentes pasaron por la Boca del Tigre, aceleraron y se introdujeron en las calles del Fonavi Centenario, con evidentes intenciones de buscar refugio, pero se toparon con retenes policiales que les fueron cerrando el paso hasta que, finalmente y con la firme intención de escaparse, aceleraron como último recurso pero solo lograron embestir a dos patrulleros policiales.

Los patrulleros que sufrieron los daños de la desesperada embestida fueron los números 6896 y 6963. El mayor de ambos delincuentes fue identificado como A. A., de 18 años, y el otro es un adolescente de 16 años, los que quedaron aprehendidos, le secuestraron el dinero robado, un revólver y el vehículo en el que se desplazaron.

Informaron la novedad sobre el resultado del procedimiento realizado a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital de la Policía de Santa Fe. Estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, que ordenó respecto del joven de 18 años, que continúe privado de su libertad, que sea identificado y se le forme causa como presunto autor del delito de "robo calificado agravado por la participación de un menor".

Respecto del adolescente de 16 años, la Justicia de Menores ordenó el mismo temperamento, es decir, dejarlo privado de su libertad, identificarlo y resolver su situación personal durante el curso de la mañana de este miércoles.