Este jueves por la mañana, médicos de Neurocirugía evalúan el estado de salud de Joel Francisco Bazán, de 18 años, quien recibió una perdigonada, penetrándole una de ellas el cráneo, quedando alojada en el encéfalo. El estado del paciente es delicado y continuará internado en la unidad de terapia intensiva del nosocomio público.

Cuando faltaban 10 minutos para llegar a la medianoche, el joven llegó herido al hospital Sayago. Los médicos constataron que también presentaba heridas en la espalda y en el rostro. Le practicaron curaciones y lo derivaron al hospital José María Cullen. Allí fue recibido por los médicos de la Emergentología que lo revisaron en el shockroom y constataron que presentaba heridas en el cuello, el rostro, la zona dorsal y el cráneo, siendo que una de las municiones penetró en el encéfalo. Bazán quedó internado en observación en la unidad de terapia intensiva.

Desconocidos

La víctima fue identificado como Joel Francisco Bazán, de 18 años, quien le dijo a los médicos que estaba con sus amigos en Beruti al 6400 cuando aparecieron en escena dos desconocidos que les dispararon.

El caso fue informado por los efectivos del Destacamento N° 11 del hospital Cullen, a sus pares de la Subcomisaría 12ª del barrio Los Troncos, que hicieron un patrullaje en todo el sector para dar con los agresores, los que no fueron ubicados.

Informaron la novedad a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital, y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación.