Policiales
Sábado 03 de Marzo de 2018

Final para "Cablecito", el ladrón que asaltó una casa en Bº Sur y huyó en un taxi

Agentes de la Policía de Investigaciones lo detuvieron en la noche del viernes en barrio Centenario. Está acusado de entrar y robar una vivienda de Jujuy al 3100.

La violenta entradera del martes pasado en un domicilio de Jujuy al 3100, en barrio Sur, de la cual resultó víctima una médica y su hija, tuvo su resolución en el final de semana tras la detención del presunto autor del hecho.


Se trata de C. M. S., oriundo de Villa Oculta, en el oeste de la ciudad, pero que durante los últimos días se encontraba residiendo en una vivienda de la manzana 5 del Fonavi del barrio Centenario. El mismo, según informaron fuentes del caso, es conocido como "Cablecito".

Sobre el foragido recae haber ingresado en la mañana del martes, alrededor de las 7, en la vivienda del barrio Sur, en momentos en que su propietaria y su hija se encontraban descansando en una habitación. El mismo las sorprendió con un cuchillo en mano.

El relato de la víctima fue claro y conciso. El ladrón, que en ese momento vestía un jean, remera y gorra, irrumpió y a los gritos comenzó a decirles a las mujeres: "Me batieron que acá hay plata".

Aterrorizada por la situación, la propietaria juntó algunos pesos y se los dio. En total, según su testimonio a UNO Santa Fe, fueron $5.000. Pero la saña no concluyó ahí, ya que el delincuente intentó extraer con un martillo un televisor que se encontraba instalado en la pared.

Concluido su raid criminal por la vivienda, el sujeto pidió que le llamen un taxi para retirarse del domicilio. Como la propietaria, invadida de nervios, no pudo, su hija marcó el teléfono y solicitó el vehículo.

Minutos después, esperó y huyó, como si nada hubiera pasado en la vivienda de Jujuy al 3100. El terror y la sensación de impotencia quedaron en las habitantes de la casa, que vieron cómo un maleante les llevaba, ante sus narices, lo suyo.

El caso fue abordado por pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) de calle 3 de Febrero, los cuales –luego de tareas de inteligencia– lograron determinar el itinerario del hampón. En tanto, pudieron establecer la identidad del principal sospechoso.

En la noche del viernes, agentes de la Unidad Investigativa Región I realizaron un procedimiento en inmediaciones de la escuela Simón de Iriondo del barrio Centenario. Allí lograron aprehender a "Cablecito". El mismo tenía entre sus prendas, indicaron las fuentes, una cadenita que aparentemente sería propiedad de la víctima del robo en calle Jujuy.

Los investigadores trasladaron al sospechado a la Unidad Regional I, donde fue identificado y luego fue puesto en manos de la fiscala que encabeza la investigación judicial, Milagros Parodi.

En este aspecto, la funcionaria del Ministerio Público de la Acusación lo imputó este sábado por los delitos de robo doblemente calificado por el uso de arma blanca y por efracción, tras haber roto la reja de una ventana trasera por la que ingresó al domicilio.

El joven de 25 años, que cuenta con un frondoso prontuario, continuará detenido hasta el próximo martes, fecha en la que se resolverá si queda bajo la medida cautelar de prisión preventiva o si transita el proceso que lo tiene imputado en libertad.