Un tren de cuarenta vagones que había salido desde Santa Fe cargado con soja y que tenía destino el puerto de Timbúes terminó descarrilando esta mañana tras cruzar un puente en reparación ubicado entre la ciudad de Coronda y la comuna de Arocena, a 55 kilómetros de la capital provincial.

El llamativo e impactante accidente ocurrió esta mañana, cerca de las 6, en paralelo a la ruta nacional N° 11, cuando un ferrocarril intentó pasar un puente que estaba siendo reparado y debía permanecer inhabilitado durante 48 horas. Tras el paso del convoy, el maquinista logró atravesar con la locomotora el viaducto pero inmediatamente los vagones, un total de ocho, que venían detrás, salieron de su riel y terminaron cayendo a un pequeño arroyo. Tras el impacto, los vagones se abrieron y la carga se desparramó por la zona del hecho.

Minutos después, arribó al lugar un grupo de agentes de la Comisaría N° 13 de Arocena que mediante los servicios de emergencia socorrieron al maquinista. Según se supo, el hombre sufrió lesiones leves y se encuentra en buen estado de salud.

"Evidentemente hubo una desprogramación, porque el tren no debería haber pasado. Teníamos un corte programado por 48 horas, desde el día de ayer. En teoría no debería haber pasado el tren. Pasó y los trabajos no estaban terminados", explicó el operario a la FM Sensación de la ciudad de Coronda.

En este sentido, se explicó además que el siniestro se produjo a raíz de que el puente cedió y se trabó un vagón. Ante la inercia, uno de los vagones terminó incrustado y eso generó el posterior descarrilamiento del resto.