El hecho se registró en horas de la mañana a la altura de Laprida 4600, cuando los vecinos alertaron la presencia de una persona que andaba por los techos y tapiales de las viviendas con clara intención de robo.

Al parecer, este joven intentaba llevarse una bicicleta de un balcón.

Tras realizar la denuncia al 911, personal policial se acercó a la zona. Al percatarse de la presencia de los agentes, el ladrón intentó escapar. En ese momento uno de los policías saca su escopeta y le disparó con salvas de goma. Como consecuencia de los impacto, el ladrón cayó sobre una mesa, tras lo cual fue detenido.

No se ha señalado hasta el momento si el ladrón, además de escapar, intentó agredir a los efectivos policiales con algún elemento o arma.

El aprehendido fue derivado al hospital Cullen consecuencia de la caída que sufrió.