Este miércoles, antes del mediodía, en una vivienda ubicada en Entre Ríos al 3800 en barrio San Lorenzo, en la denominada zona de pasillos, hallaron el cadáver de un hombre identificado como Ramón Bustos, de entre 50 y 60 años. El lugar fue preservado por los efectivos hasta la llegada de los peritos y del médico de la repartición policial, este último confirmó el deceso desde hace varios días, y recomendó la autopsia para determinar cómo se produjo la muerte de la víctima que presentaba una funda o sábana alrededor del cuello.

UNO Santa Fe dialogó con el fiscal en turno del Homicidios del MPA Jorge Nessier, quien dijo que los familiares de Bustos, una hermana y su sobrina, habían ido a verificar qué era lo que pasaba porque no respondía los llamados telefónicos, y hallaron la vivienda cerrada, golpearon la puerta, nadie los atendió y entonces pidieron la colaboración de la Subcomisaría 10ª. Los uniformados concurrieron, forzaron la entrada, e ingresaron; y hallaron el cadáver de Bustos dentro de su habitación, acostado en su cama, y con una funda o un pedazo de sábana envuelta en su cuello. El forense constató el fallecimiento de Bustos, y estableció que la fecha y hora de muerte había sido durante el fin de semana, coincidente con la opinión de los familiares que aseguraron que el último día que lo vieron fue el sábado.

Peritajes

Informaron la novedad a la Jefatura de la Unidad Regional I La Capital, y estos hicieron lo propio con sus pares de la Policía de Investigaciones (PDI) y el fiscal en turno de Homicidios del MPA Jorge Nessier, que ordenó la realización de todos los peritajes criminalísticos dentro de la vivienda, y una vez concluidos estos, que el cadáver sea trasladado a la morgue judicial para que los médicos forenses realicen la autopsia, y establezcan si hubo violencia en la muerte de Bustos.