Policiales
Lunes 30 de Abril de 2018

Investigan el intento de secuestro de una niña de dos años en barrio San Martín

Ocurrió el sábado, en Boneo al 4200 en horas del mediodía. La nena iba junto con su madre y dos motociclistas quisieron llevársela. La PDI trata de establecer quiénes eran los sujetos.

En un extraño y confuso episodio, agentes de la Policía de Investigaciones (PDI) de Santa Fe investigan el intento de secuestro de una niña menor de edad que iba de la mano de su madre en el barrio San Martín, en el norte de la ciudad.

El suceso ocurrió el pasado sábado en horas del mediodía en Boneo al 4200. La niña de dos años iba junto a su madre a realizar un mandado. De manera sorpresiva, una pareja que iba en una motocicleta pasó por el lugar y generó una tensa situación.

Es que una mujer que acompañaba al conductor de la moto tomó a la nena e intentó subirla al vehículo. Por su parte, la madre sujetó a su hija y con ayuda de un vecino lograron frustrar el intento de secuestro.

En cuestión de segundos, la pareja de secuestradores logró escapar del lugar en la moto y nada más se supo de ellos, mientras que la joven se dirigió hacia la Comisaría Nº 10 y radicó la denuncia sobre lo que le tocó vivir.

El caso fue derivado hacia la Unidad Investigativa 1 de la PDI y al fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación (MPA), Gustavo Urdiales.

Por estas horas, los agentes se abocan a establecer quiénes serían los autores del intento de secuestro de la niña. En esa línea, investigan los registros fílmicos de las cámaras de seguridad de la zona.



En tanto, fuentes del caso indicaron que se tomaron los testimonios de los que lograron identificar el vehículo en el que circulaba la pareja.

Un antecedente
El intento de secuestro sucedido el último sábado en barrio San Martín no fue el único. El pasado jueves, en General Paz y Agustín Delgado, en pleno corazón del barrio Sargento Cabral, una joven de 25 años hizo conocer que dos falsos policías intentaron subirla a un automóvil Fiat Duna bordó.

Según trascendió, los ocupantes del automóvil eran una pareja que tras descender del vehículo se hicieron pasar por agentes de la policía pero sin acreditar ninguna credencial que lo permita. La joven, al notar la irregularidad de la situación logró huir del lugar y denunciar el suceso en la comisaría.