Policiales
Domingo 01 de Abril de 2018

Investigan si el auto que chocó a un policía había sido robado antes en barrio Candioti

Este domingo a las 1.30, en Necochea y Juan del Campillo, el conductor de un Chevrolet Agile rojo patente KCD 632, eludió un control, embistiendo y arrastrando por varios metros al agente Marcelo Echagüe.

Este domingo a las 1.30, un policía fue embestido cuando cumplía con el servicio de custodia durante un chequeo de personas y de vehículos de funcionarios de la Secretaría de Control de la Municipalidad, en la esquina de Necochea y Juan del Campillo en barrio Candioti Norte.

El uniformado herido fue llevado al Hospital Cullen, donde recibió curaciones y le dieron de alta. El vehículo que lo colisionó fue hallado a las 1.55 en Pedro Ferré y Dorrego con el capó abollado. El propietario del vehículo, a la misma hora del hallazgo, denunciaba en la Comisaría 3ª que se lo habían robado. Policía y fiscal reconstruyen el caso, que tiene más dudas que certezas, se ordenaron todos los peritajes criminalísticos de rigor sobre el vehículo, además de auditar el tránsito que tuvo por la ciudad, luego de embestir y escapar. El mismo oficial Echagüe había sido chocado durante el mes de marzo, y en aquella oportunidad tuvieron que aplicarle ocho puntos de sutura.

Uno de los funcionarios municipales se aproximó a la ventanilla del conductor de un automóvil marca Chevrolet modelo Agile rojo y con chapa patente KCD 632, y este eludió el control acelerando a fondo y arrastrando varios metros a Marcelo Echagüe, de 38 años que cumplía con el servicio de custodia, el que finalmente quedó tirado y golpeado siendo rescatado por los inspectores de Control, que posteriormente llamaron al 911.

Así fue como el operativo tuvo dos partes simultáneas: por un lado una ambulancia del Servicio Integrado de Emergencias Sanitarias 107 trasladó con sirenas y con balizas encendidas al policía herido hasta el hospital Cullen, y por el otro, desde la Jefatura de la Unidad Regional I La Capital, ajustaron el trabajo de las cuadrículas en todo el ejido urbano para dar con el conductor que chocó al agente.


Curaciones y alta médica

Respecto de la salud del oficial de policía Marcelo Echagüe , éste fue recibido y atendido por los médicos de la Emergentología en el shockroom para pacientes en estado crítico del hospital Cullen de Santa Fe, que constataron que presentaba politraumatismos leves como consecuencia del impacto inicial del automóvil en el escape, y raspones sobre las manos que las que trató de aferrarse durante el arrastramiento.

Luego de recibir curaciones, recibió el alta médica y fue trasladado a su domicilio particular. Este mismo oficial policial, también fue chocado cumpliendo servicio de custodia de funcionarios municipales de la Secretaría de Control durante marzo, y en aquella oportunidad tuvieron que aplicarle ocho puntos en un corte.

Auto secuestrado
El automóvil Chevrolet Agile rojo con patente KCD 632 fue hallado por oficiales y suboficiales de Orden Público y de Cuerpos, abandonado en inmediaciones de la esquina de Pedro Ferré y Dorrego en Candioti Norte, y en cercanías de las vías del ferrocarril Belgrano, con marcas y abolladuras sobre el capó. Luego de labrar un acta en presencia de testigos, el automóvil fue trasladado a la Comisaría 5ª, por estrictas razones de jurisdicción respecto del hallazgo, ya que el hecho se había iniciado en jurisdicción de la Comisaría 3ª.

Denuncia de robo
En el mismo horario, o sea simultáneamente, al hallazgo del automóvil Chevrolet Agile rojo con patente KCD 632, se presentó en la sede de la Comisaría 3ª, un ciudadano identificado como L. M. S. de 27 años, que denunció que ese automóvil Chevrolet rojo y con esa chapa patente le había sido robado en la vía pública, sin brindar otras precisiones sobre el caso.

Informaron a la Jefatura de la Unidad Regional I La Capital, y estos hicieron lo propio con el fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, que ordenó la realización de todos los peritajes de rigor, exigiendo la elevación de las actas de procedimiento sobre el choque a la 1.30 en Juan del Campillo y Necochea, el hallazgo del mismo automóvil a las 1.55 en Pedro Ferré y Dorrego, y el texto de la denuncia del robo del auto hecha por su propietario a las 2 en la Comisaría 3ª, para desentrañar algunas cuestiones que aparecen como dudosas en la secuencia de los hechos.