Policiales
Sábado 06 de Enero de 2018

La autopsia revela que Nahir Galarza mató por la espalda a su exnovio

Hubo un segundo disparo sobre el cuerpo de Fernando Pastorizzo, pero el primero terminó con su vida.

La autopsia realizada sobre el cuerpo del joven Fernando Pastorizzo, el joven de 20 años asesinado por su exnovia Hanir Galarza, reveló que el joven murió de un primer disparo que ingresó por su espalda, pese a que hubo un segundo balazo, pero efectuado de frente.

Según indicó hoy El Diario de Gualeguaychú, se ratificó que la chica, que confesó haber sido la autora del crimen, no tenía rastros de pólvora, hecho que fue relativizado por el fiscal de la causa, Sergio Rondoni Caffa.

Leer más: El aterrador chat entre Nahir Galarza y su amiga

El funcionario judicial adujo que es común que las pistolas de calibre 9 mm como las utilizadas por la fuerza policial no dejen en la piel las improntas de residuos de la deflagración de la pólvora al disparar, ya que la fuga de gases es de manera lateral, a diferencia de los revólveres, que sí dejan residuos que pueden ser detectados con la prueba de dermotest.

El informe preliminar de la autopsia realizada en la morgue judicial explica que el cuerpo de la víctima presenta en la región posterior del tórax derecho dos heridas contuso-penetrantes. Y tiene otras dos -de iguales características- en la región anterior del tórax derecho.

Leer más: Querella asegura que Nahir mató a Pastorizzo de modo planificado y no descarta otro partícipe

La conclusión preliminar del médico legal, según el informe, es que "estas heridas se corresponderían a orificio de entrada y salida por herida de arma de fuego, en total de dos, una de ellas produjo lesión bronco-pulmonar derecha, produciéndose el deceso".

"Según la pericia, son dos disparos, uno por atrás y uno por delante", explicó Horacio Dargainz, abogado defensor de Nahir Galarza. Agregó que ambos tiros impactaron en el tórax del muchacho y que "en principio" sería el primer proyectil -el que entra por la espalda- el que terminó con la vida de Fernando.