Policiales
Jueves 28 de Junio de 2018

La pareja del narco vinculado a Varisco declaró y complicó al intendente

Luciana Lemos, pareja del narcotraficante Celis, declaró como imputada en dos oportunidades. Confirmó todas las sospechas que tenía el juez sobre el intendente Varisco, el concejal Pablo Hernández, Griselda Bordeira y el edil del PRO. Esto provocará inminentes novedades judiciales.

Luciana Lemos declaró en el más absoluto secreto entre el viernes y este miércoles en el juzgado Federal de Paraná. La pareja de Daniel "Tavi" Celis prendió el ventilador y confirmó que le vendían cocaína a Sergio Varisco, Pablo Hernández, Griselda Bordeira, e incluso aseguró también al concejal Emanuel Gainza.
La mujer que se encuentra con prisión preventiva domiciliaria, finalmente declaró como imputada, y su información fue ampliada este miércoles en el juzgado de Leandro Ríos.
Se informó a UNO, que Lemos no solo confirmó las responsabilidades de los también procesados: el intendente Varisco, el concejal Pablo Hernández, la funcionaria Griselda Bordeira, sino que involucró con el mismo rol al edil de Cambiemos, Emanuel Gainza.
Se indicó que la pareja del jefe narco se despachó blanqueando y confirmando varias de las informaciones que el juez ya tenía por otros elementos de prueba y que llevaron a disponer el procesamiento y prisión preventiva de nueve personas, menos al intendente por su rol institucional. Además, le dio detalles de lo que era la búsqueda de la droga, en especial cocaína, la venta y entrega a los ediles y funcionarios de la comuna y su posterior distribución en la campaña política electoral.
Lemos también le aclaró al juez que el nombre que figuraba en una anotación era el de Gainza, a quién Celis lo identificó en un cuaderno con la sigla de CH para identificar de esa manera al Chino, por el actual edil del PRO de Paraná.
También la mujer confirmó al juez los pagos de entre 150.000 pesos y 165.000 pesos en concepto de venta de cocaína a las personalidades políticas de la comuna y los propios ediles.
Otro punto que complica seriamente al concejal Gainza, fue la información que da cuenta de que visitó al edil en su oficina y de haberlo llamado telefónicamente en varias oportunidades.
Se estima que ahora el juez Ríos con esta declaración tiene más claro el panorama, y es altamente posible que analice seriamente convocar como imputado al concejal Gainza, para lo cual habrá que estar atento sobre lo que se pueda resolver sobre su libertad ambulatoria.