Santa Fe
Miércoles 14 de Marzo de 2018

La verdadera historia del término "Harry" para designar a los delincuentes en Santa Fe

UNO Santa Fe se contactó con el exjefe de Policía, comisario general Juan Luis Hek, creador del término "Harry" en 1997, cuando era jefe del Comando Radioeléctrico de Santo Tomé. El nombre proviene del apodo de un delincuente que cometió una decena de robos, arrebatos y asaltos durante un fin de semana.

Este miércoles, UNO Santa Fe dialogó con el exjefe de Policía de Santa Fe (20/08/2008 al 20/12/2009) comisario general Juan Luis Hek, durante el gobierno de Hermes Binner, para saber a ciencia cierta cuándo se originó el término "Harry", palabra usada por los policías para designar a los delincuentes en el ámbito de la Unidad Regional I departamento La Capital.

Embed

Harry
Hek se permitió hacer memoria y dijo que cuando era subcomisario y jefe del Comando Radioeléctrico de la ciudad de Santo Tomé, durante 1997, un fin de semana se produjo una seguidilla de asaltos (12) que tenía como autor a un hombre que finalmente fue apresado en la madrugada de un domingo, y cuyo sobrenombre era el de "Harry", y al que le secuestraron una carabina recortada con la que cometió asaltos y robos. Tal fue el impacto de la búsqueda del sujeto hasta poder atraparlo, que una vez que arrestado, "Harry" pasó a ser el símbolo del trabajo policial en cuanto a buscar a un malhechor y poder atraparlo.

Trento te explica el término Harry.mp3



Cortito y contundente
Pero Hek se encargó de precisar que el término "Harry" era cortito, fuerte y contundente, y una vez lo mencionó en la frecuencia radioeléctrica de la central 101, y tuvo tal impacto que los operadores lo adoptaron, y después sirvió para designar a los delincuentes en general, y se popularizó primero entre las filas policiales del Comando Radioeléctrico de Santo Tomé, luego se extendió al Comando de Santa Fe, luego a la agrupación Cuerpos, y finalmente a todo el ámbito de la Unidad Regional I La Capital de la Policía, al punto que admite que el mismo se sorprende del uso del término, ya que se retiró en diciembre de 2009, han pasado ocho largos años, y sin embargo su vigencia es absoluta.