La chica de 25 años, identificada como D. M., que el domingo pasado en horas de la madrugada ingresó al hospital José María Cullen en estado delicado tras consumir estupefacientes en una fiesta electrónica, recibió el alta este martes por la mañana.

Así lo dispuso el personal del área de Neurotoxicología que atendió el caso y que evaluó que la joven ya se encontraba en condiciones de abandonar el nosocomio. La misma, el domingo cerca de las 4.30, debió ser internada junto con una amiga -de 24- por haber consumido alguna droga sintética.

Ambas -las dos oriundas de Paraná- asistieron a una fiesta electrónica que se desarrolló en instalaciones de un boliche ubicado a la vera de la ruta nacional 168. Tras consumir estupefacientes -se cree que fueron anfetaminas-, las dos fueron llevadas al hospital y a una de ellas se le diagnosticó "intoxicación por estupefacientes con depresión respiratoria y alteración sensorial", mientras que la otra quedó en observación.

Acción de oficio

Tras ese suceso, el fiscal federal N° 2 de Santa Fe, Walter Rodríguez, solicitó al juez Francisco Miño un allanamiento a las instalaciones del boliche donde se desarrolló la fiesta. El mismo fue avalado por el magistrado, por lo que en la jornada del lunes, cerca de las 16, agentes de la Brigada Operativa Departamental I de Drogas, inspeccionó el predio.

En el mismo, los efectivos antinarcóticos secuestraron botellas de agua y algunos documentos -tiques, por ejemplo- que fueron solicitados por el fiscal Rodríguez, que estuvo presente en el allanamiento. En cuanto al secuestro de estupefacientes, se pudo saber que no se halló ningún tipo de droga en el lugar.

Del allanamiento también participó el personal de la Sección Canes de la Dirección de Narcocriminalidad de la PDI.

El evento, bajo la lupa

El tipo de evento, que por estas horas está bajo la lupa de la Justicia federal, se desarrolla cada quince días en la ciudad de Santa Fe y según pudo saber UNO Santa Fe, también se realiza en la ciudad de Paraná (Entre Ríos).

En la misma, tocan por lo general DJ de renombre en el mundo de la electrónica tanto nacional como así también regional.

En el evento, los clientes pueden consumir bebidas alcohólicas como así también agua en botella. Esta última bebida es la que mayor venta tiene a lo largo de toda la realización de la fiesta.

Una vez culminada, los clientes pueden asistir luego a los "after party" que se llevan a cabo en una quinta ubicada en la comuna de Arroyo Leyes. Ese evento es promocionado a través de invitaciones que se divulgan en el propio evento.