El director del establecimiento penitenciario N° 8 con sede en la ciudad de Goya, provincia de Corrientes, Patricio Rubén Espinoza, hizo saber al juez federal Aldo Alurralde, con sede en la ciudad de Reconquista en la provincia de Santa Fe, que no contaba con cupos disponibles para el alojamiento de detenidos.

A través de un escrito oficial, Espinoza se excusó con el magistrado santafesino "priorizando las instancias ordinarias provinciales, conforme al artículo 10° de la Constitución de la provincia de Corrientes, respecto de cuáles son las condiciones y los convenios para el alojamiento de los presos federales".

En el tramo final, por si quedaban dudas, aclaraba: "Por lo tanto, esta dirección no tiene intenciones de colaborar con ese Juzgado Federal (alude al del juez Federal Aldo Alurralde), teniendo en cuenta que se cuenta con directivas precisas de esa superioridad".

El documento cuenta con la firma del director de la Unidad Penal de la ciudad de Goya en la provincia de Corrientes, desde el 29 de agosto de 2016, quien fue puesto en funciones por el entonces gobernador correntino Ricardo Colombi.

• LEER MÁS: Subprefecto investigado por negarse a allanar a narcotraficantes

En contacto con UNO Santa Fe, Alurralde se mostró desconcertado por la respuesta de oficial jefe del Servicio Penitenciario correntino, sobre el que exigirá una respuesta por escrito y además este caso se suma a la falta de colaboración en los allanamientos ejecutados por pesquisas de la Policía de Investigaciones (PDI) de Santa Fe, cuando el subprefecto Jorge Daniel Benítez, jefe de Prefectura Naval Argentina en Esquina, provincia de Corrientes, y por la que el juez federal, el lunes inició acciones penales contra ese oficial subalterno de la fuerza de seguridad nacional.