Policiales

Le robaron, lo golpearon salvajemente y en la Policía no le tomaron la denuncia

Un muchacho asaltó y golpeó duramente a un taxista el domingo por la madrugada. "En la Comisaría 4ª se me rieron en la cara", denunció el trabajador del volante

Lunes 25 de Marzo de 2019

José trabaja a bordo de un taxi desde hace más de 15 años y todavía no sale de su bronca e impotencia. "Es la primera vez que me tocá vivir una situación de inseguridad tan violenta; pero más violenta aún fue la respuesta que recibí en la comisaría 4º cuando fui a realizar la denuncia todo ensangrentado y golpeado", contó el taxista.

Todo comenzó el domingo a la madrugada, cerca de las 3, cuando José tomó pasaje en la esquina de Tucumán y avenida Freyre. Un joven de aproximadamente 20 años subió y le pidió dirigirse hasta la zona de ingreso a barrio Villa del Parque. "Fuimos charlando todo el viaje de lo más bien, nunca sospeché nada; cuando llegué a la intersección de avenida Perón y Padre Catena, sacó una manopla con una punta cortante y me obligó a adentrarme en las calles de Villa del Parque", recordó.

"Una vez adentro del barrio, me golpeó salvajemente y me obligó a darle la recaudación. También quería robarse el sistema de pasaje y los papeles del auto, pero lo persuadí haciéndole entender que no le iba a servir de nada. Finalmente se llevó todas mis pertenencias, hasta las zapatillas", sostuvo José.

Pero no todo terminó allí. El trabajador del volante salió como pudo manejando su vehículo del barrio y fue asistido por un compañero que observó una serie de maniobras errantes de José al volante; claro, lo habían molido a golpes y estaba todo ensangrentado. "Cuando llegué a la comisaría 4º para realizar la denuncia, justo donde había tomado el pasaje hacía unos minutos, me atendieron dos policías de muy mala forma diciéndome que la acusación la tenía que realizar en la comisaría 6º".

"Tengo mucha bronca porque llegué todo golpeado, descalzo, lastimado y se me rieron en la cara. La situación fue más violenta que el robo en sí. Fueron increíbles las barbaridades que me dijeron y el trato insolente que recibí por parte de esos dos policías", subrayó el trabajador del volante y finalizó: "Estoy más enojado por la actitud de la policía que por la paliza que me propinó el delincuente". 

¿Te gustó la nota?