Policiales

Lerche recibió 650 mil dólares de Grondona para pagar deudas, confirmó un testigo

El abogado Gustavo Abraham declaró este lunes ante el juez Sánchez y dijo que el presidente de la AFA le envió a Lerche el dinero en efectivo para saldar la deuda con el Atlante y evitar la quita de puntos

Lunes 03 de Noviembre de 2014

Más de cuatro horas duró este lunes la declaración del abogado  y excandidato a presidente sabalero, Gustavo Abraham, en el marco de la causa que investiga penalmente a Germán Lerche por administración fraudulenta del Club Colón. La testimonial tuvo como eje central la deuda de 650 mil dólares del Club Colón con el Atlante de México por el pase del jugador Juan Carlos Falcón, en diciembre de 2006. 

En este sentido, Abraham dijo que Lerche recibió de parte de Grondona el monto total de la deuda, en efectivo, pero que Lerche no efectuó el pago.  Sin embargo, tampoco habría registros del ingreso del dinero a las arcas del club por lo que hoy la Justicia deberá investigar también hacia dónde fue direccionado ese capital. 

“Hablé de siete años de la historia de Lerche, con todo lo que pasó en ese tiempo. Uno de los puntos fue tema Atlante, cómo se originó la deuda, por qué no se pagó y todo lo que paso en el medio con la relación de Lerche con AFA. Grondona le entregó a Lerche una cifra estimada en 650 mil dólares para pagarle al Atlante, y el pago no se hizo. Eso provocó la ruptura definitiva de Colón con AFA”, detalló ayer Abraham, al término de la audiencia.

Además, agregó que no hay registros del ingreso de ese dinero a las cuentas del club y que será el juez Sánchez quien deba determinar qué objeto tuvo ese dinero: “Supongo que también se lo van a preguntar a Lerche cuando venga a declarar”. 

Respecto del origen de esos 650 mil dólares, el abogado sostuvo que aún no está claro si salió de la AFA o de la cuentas personales de Julio Grondona. La última posibilidad tiene sustento en las importantes fricciones que le había generado a Grondona la deuda de Colón con Atlante como vicepresidente de la Fifa. “En ese momento, Lerche y Grondona tenían una importante amistad pero además Grondona quería solucionar el conflicto entre Colón  y Atlante porque le generaba una gran incomodidad con la Fifa”, concluyó Abraham. 

Mientras tanto, hoy continuarán las audiencias con el testimonio del síndico, Ricardo Calvo Arrázola: “Vamos a aportar algunas cuestiones más sobre el extremo que indica que Lerche habría cobrado el dinero para poder pagarle al Atlante y también sobre los porcentajes de pases de algunos jugadores que no figuran en los libros contables del club. Hay casos en los que debía ingresar el 50 o el 40 por ciento del pase de jugadores, que fueron negociados con un empresario entrerriano. Estamos hablando de sumas de casi 11 millones de pesos y no se sabe dónde está ese dinero”.  

Facturas apócrifas

En esa línea, avanzarán hoy el resto de las declaraciones. Las otras personas citadas al juzgado son Leonardo Rodríguez y Alejandro Nacarato, ambos representantes de jugadores que deberán dar explicaciones por facturas que presentan irregularidades y por la contratación de Lucas Landa. Por último, Calvo Arrázola, sostuvo que Afip contestó un pedido de informes que podría complicar a un periodista deportivo de Santa Fe y a su padre también por facturas falsas: “El informe que elaboró Afip es contundente y dice que son facturas apócrifas, es decir que hubo una apropiación indebida de dinero. Por cuestiones procesales no vamos a revelar aún la identidad, pero es probable que esa persona sea llamada a declarar”. 

La investigación de fondo tuvo su momento más álgido dos días después del descenso de Colón a la “B” Nacional, cuando la Justicia santafesina allanó los domicilios de los integrantes de la excomisión directiva y requisó la sede del club en búsqueda de documentos que puedan probar que Lerche y sus secretarios utilizaron la caja de la institución con absoluta discrecionalidad. En total, hubo cerca de 15 allanamientos en casas y oficinas de exdirigentes rojinegros, entre ellos, los domicilios de Rubén Moncagatta (exvice), Carlos Marín (extesorero), Marcelo Maglianesi (exsecretario) y Osvaldo Pradolini (exsíndico). Además del club y del estudio jurídico de Lerche, se llevaron importantes documentos. 

La denuncia había sido radicada en noviembre del 2013, ente la fiscala en turno Mariela Jiménez por las nuevas autoridades, que alegaron un perjuicio económico de 100 millones de pesos. Entre las irregularidades, se detectaron pases de jugadores vendidos en cifras millonarias que no fueron bancarizadas; cheques de 30, 50 o 100 mil pesos que salieron de las cuentas del club, pero que no se sabe con qué destino; el pago de sobreprecio en materia prima utilizada para las obras del Estadio Brigadier López, y hasta inversiones bursátiles por más de medio millón de dólares. 

¿Te gustó la nota?