Matías Messi, hermano mayor del crack del Barcelona y la selección argentina, quedará en libertad en horas de la tarde de hoy después de que fuera beneficiado con la excarcelación en la causa que se le inició después de que fuera detenido al protagonizar un incidente con el conductor de un automóvil que chocó con su camioneta en Villa Gessell.

Messi, de 35 años, fue denunciado por Javier Rivero, de 24, quien aseguró que no solo le chocó de atrás su Volkswagen Vento con su camioeta Range Rover, sino que además le quiso pegar, lo insultó, lo amenazó con un arma de fuego y lo quiso atropellar. Lo que motivó la detención del rosarino, quien pasó la noche en una dependencia policial.

Esta mañana, después de una breve declaración, el juez de Garantías David Mancinelli resolvió que Messi, quien a comienzos de este año fue apresado por portación de arma de fuego, fuera liberado. Tomó la decisión a pesar del parecer del fiscal de la causa, Eduardo Elizarraga, quien consideró que no procedía la excarcelación por la "violencia desplegada" por el imputado.

Marcelo Savioli Coll, abogado de Messi, rechazó que su cliente portara un arma. "Todo esto se ocasiona a raíz de una discusión de tránsito donde Messi tocó con su vehículo a otro. Se bajaron cuatro individuos, hubo una discusión y lo golpearon. Lo denunciaron rápidamente y quedó como culpable. Matías tiene algunos golpes, lo vio un médico policial".

"Mi cliente se bajó para hablar sobre el seguro", explico el abogado de Rivero, Atilio Roncoroni, y agregó: "Messi se bajó sacado, lo agredió, le rompió la camisa. El chico lo empuja y se cae. Va al baúl, saca un arma y se la pone en la cintura. La intentó sacar, forcejearon de nuevo. Todo pasó frente a un restaurante en una hora y en un lugar muy concurrido".

Matías Messi había sido procesado por tenencia ilegal de arma de guerra en diciembre pasado, cuando se halló una pistola calibre 380 en una embarcación suya

Vale recordar que Matías Messi había sido procesado por tenencia ilegal de arma de guerra en diciembre pasado, cuando se halló una pistola calibre 380 en una embarcación en la que sufrió un accidente en el río Paraná, a la altura de la localidad santafesina de Fighiera.

Luego permaneció detenido en el Sanatorio Parque de la ciudad de Rosario, donde fue operado por las lesiones sufridas en la cara y en el paladar por el choque de su lancha contra un banco de arena. Finalmente, fue liberado luego del pago de una fianza de dos millones de pesos.

El episodio que terminó con su detención se produjo mientras estaba de vacaciones en unas cabañas frente al mar de la ciudad de Villa Gesell, junto a su familia.