Minutos antes de la medianoche del sábado, durante un patrullaje policial intensivo en las calles de la ciudad de Capitán Bermúdez, fue detectada la presencia del conductor de un automóvil y otra persona en un aparente pasamanos de cosas pequeñas.

Ante el intento de los policías del GAT de la UR XVII San Lorenzo de revisar al conductor, este los increpó gritándoles: "Ustedes quiénes son, a mí no me pueden revisar, necesitan una orden de allanamiento, váyanse ratas", pero su accionar no determinó a los oficiales y suboficiales, que luego lo neutralizaron, esposaron y aprehendieron.

Arma de guerra y cocaína

En el habitáculo del automóvil Ford modelo Fiesta Max, con chapa patente IPK 930, fueron hallados y secuestrados un revólver calibre 38 cargado en óptimas condiciones de funcionamiento y tres cajas de cigarrillos en los que se contabilizaron 70 dosis fraccionadas de una sustancia blanca. Por ese motivo fueron convocados los pesquisas y peritos antinarcóticos de la Policía de Investigaciones (PDI) que realizaron el narcotest o prueba de campo, y los reactivos arrojaron que se trataba de cocaína y cuyo peso final fue de 55 gramos.

Cabe destacar que el narcovendedor aprehendido fue identificado como F.G.G., de 42 años, y le fueron secuestrados de una riñonera 18.850 pesos, que se presume fue la recaudación de la venta de cocaína que venía realizando y dos teléfonos celulares de última generación.

La novedad sobre el resultado del procedimiento fue informada a las jefaturas de la Unidad Regional XVII San Lorenzo y de la Policía de Investigaciones (PDI), ambas de la Policía de Santa Fe, los que a su vez informaron al juez federal N° 5 con sede en la ciudad de Rosario, que ordenó que el hombre aprehendido continuara privado de su libertad, que sea identificado y que se le forme causa como presunto autor de infringir el articulado de la ley nacional de estupefacientes N° 23.737.