Ayer, cuando faltaban algunos minutos para la medianoche, en inmediaciones de la esquina de Isabel de Garay y Beruti en barrio Los Troncos, policías chequearon a dos muchachos, y uno de ellos tenía un revólver calibre 32 con cuatro balas y en óptimas condiciones de funcionamiento.

Los dos jóvenes, identificados como L. E. C. de 29 años y G. M. A. de 25, quedaron detenidos, trasladados y alojados en la Subcomisaría 12ª, quedando el arma cargada secuestrada.

Informaron la novedad a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital, y se elevó al fiscal en turno del Ministerio Público de la Acusación, Sebastian Szeifert, que ordenó que el hombre de 29 años continúe privado de su libertad, que sea identificado y que se le forme causa por el delito de "portación indebida de arma de fuego de uso civil".