Este domingo a la madrugada, en Chacabuco al 4100 del barrio Tablada de la ciudad de Rosario, efectivos del Comando Radioeléctrico que patrullaban el sector observaron a un joven que caminaba con una mochila y que al advertirlos escapó corriendo e ingresó en el pasillo lateral de una vivienda.

Los uniformados fueron hasta la casa, le pidieron permiso al propietario para ingresar, este accedió y lograron atrapar a M. L. A. de 23 años. Cuando lo chequearon le encontraron una pistola calibre 9 milímetros con la numeración suprimida, con una bala en la recámara punta de teflón o matapolicía como se la conoce, 10 cartuchos y dos cápsulas servidas. En la mochila que llevaba hallaron 71 dosis de cocaína fraccionada y 133 envoltorios con marihuana. Por los estupefacientes fraccionados para su venta y consumo, convocaron a la Policía de Investigaciones (PDI).

Antecedente

Pero, a poco de arrestar a M. L. A., el operador del 911, se encargó de precisar que ese mismo joven había sido detenido el 2 de enero de este año en horas de la noche, en Chacabuco al 4100 cuando amedrentaba con un secuaz a residentes de Tablada, vestidos con chalecos antibalas, uno negro y otro camuflado con inscripciones asiáticas, además de una máscara y una pistola calibre 765.

Pero el colmo de este caso vino de la mano de un antecedente anterior. Se trata de un video adonde se ve durante los festejos de Navidad y de Año Nuevo, a uno de los integrantes del clan Funes, disparando balazos al aire con una ametralladora. Se trata de Alan Funes, quien goza de los beneficios del arresto domiciliario desde inicio de octubre de 2017. En ese video que se viralizó en todos los medios de comunicación nacionales, se ve junto a Alan Funes a un muchacho delgado y enjuto, conocido como el "Loco Leo", con una remera blanca, quien llevaba puestas las mismas zapatillas el 2 de enero.

Arma, balas y drogas

Informaron la novedad al fiscal en turno de Flagrancia de Rosario, por el secuestro del arma y las municiones de guerra, en tanto, agentes de la Policía de Investigaciones (PDI) secuestraron los estupefacientes y comunicaron la novedad al juez federal en turno de la ciudad de Rosario. Ordenaron que permanezca privado de su libertad, que sea identificado y que se le forme causa por infracción a la ley nacional de estupefacientes N° 23.737.