Los ruidos provenientes desde la calle en medio de la madrugada hicieron perder el sueño a los moradores de las viviendas ubicadas sobre 1° de Mayo al 2000 de la ciudad de Santo Tomé. Algunos de ellos lograron observar la presencia de un extraño frente a una de las viviendas, y denunciaron el suceso a la central de emergencias 911.

Al lugar llegaron cuatro policías de Orden Público y Cuerpos en dos patrulleros, que simultáneamente aprehendieron al piromaníaco y sofocaron las llamas que no llegaron a propagarse. El delincuente fue identificado como F.V., de 21 años, y posteriormente fue trasladado y alojado en la Comisaría 12ª de Santo Tomé. La propietaria del inmueble adujo que el ataque del joven sería consecuencia de viejos problemas laborales que sostiene con su marido, que es contratista de obra.

Informaron la novedad sobre el resultado del procedimiento a la jefatura de la Unidad Regional I La Capital de la Policía y estos hicieron lo propio con la fiscal en turno, Carolina Parodi, que ordenó que el joven aprehendido permanezca privado de su libertad, sea identificado y se le forme causa como presunto autor de "daños".