En la madrugada de este martes los quemacoches hicieron de las suyas, esta vez en calle Talcahuano y Larrea, en barrio Guadalupe. El blanco fue una camioneta Toyota Hilux blanca que se encontraba estacionada en la vía pública y sufrió daños totales. La dueña del vehículo no descarta que haya sido intencional.