Los quemacoches repitieron su hazaña en la madrugada de este miércoles 15 de agosto. En esta oportunidad el blanco fue un Fiat Regatta que había sido abandonado hace un tiempo en Santiago de Chile al 2200, en barrio Santa Rosa de Lima.

El hecho fue denunciado por vecinos de la zona de al 911 y en consecuencia arribaron al lugar efectivos de la Policía y Bomberos que se encargaron de controlar el fuego.

Se supo que los daños provocados en el vehículo fueron totales.